391-323-242-300x224SAN JUAN – La procuradora de la Mujer, Wanda Vázquez, afirmó el jueves que cada mujer tiene “el deber” de investigar los antecedentes de violencia de su pareja para así, prevenir agresiones e incidentes lamentable de violencia doméstica. “El mensaje es que las mujeres tienen el deber, la obligación, la necesidad de investigar con quienes mantienen una relación sentimental porque en este caso en particular era una persona con un record violento, que por poco le quita la vida a la mujer. Obviamente puso en riesgo la suya, tan pronto ella decidió que esa relación iba a terminar y el desenlace terrible que vimos el día de ayer”, dijo Vázquez en entrevista radial (Radio Isla). Las declaraciones de la funcionaria se dieron en relación al caso de Samuel Osoria Mercado de 40 años quien asesinó a su pareja Milette Vega Soto de 33 años en una residencia del sector La Paloma del barrio Naranjito de Hatillo y luego se suicidó. El sujeto llevaba aproximadamente un año conviviendo con la víctima y poseía record criminal por homicidio del año 2005. Sin embargo, las expresiones de Vázquez no fueron bien recibidas por la presidenta de la Comisión de Asuntos de la Mujer del Colegio de Abogados, Verónica Rivera. “A mí me preocupan las expresiones de la procuradora. Básicamente le pidió un informe de antecedentes penales antes de decidir con quién tienen una relación. Una persona común y corriente puede no entender como una mujer puede mantener una relación con un hombre con un historial así. Pero cuando es la procuradora de las mujeres la que tiene esa reacción, a mi me preocupa”, dijo Rivera en entrevista en la misma emisora. De otra parte, dijo espera que la procuradora se pregunte cómo es posible que el estado no hubiera hecho nada dado el historial que presentaba el responsable de los hechos. “De momento el estado se desentiende de una persona que tiene problemas mentales”, sostuvo en referencia al agresor quien había estado en prisión por seis años previamente.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.