Publicidad

Publicidad

Publicidad

Foto

Texto

Regresa a manos de Loíza importante espacio costero.

Finca Renacer se dedicará a un desarrollo amigable y protector del ambiente.

LOÍZA –  La alcaldesa de Loíza, Julia Nazario Fuentes anunció que hoy firmó la documentación que finalmente le devuelve al Municipio los terrenos donde el Río Grande de Loíza se encuentra con el mar. “Con mucho orgullo le comunico a los loiceños y a todo Puerto Rico que hemos rescatado esta finca costera que fue alegadamente vendida en el año 2005 a un desarrollador que iba a pagar por la misma cuando iniciara un desarrollo de viviendas que nunca se llevó a cabo. Fue una transacción mal hecha y en contra de los intereses de los loiceños. Era conocida como ‘terrenos del chorro’ y desde ahora se llama ‘Finca Renacer’, en honor al renacimiento de nuestro pueblo”, explicó Nazario Fuentes en declaraciones escritas.

“Esta situación irregular la descubrimos en las vistas de transición que llevamos a cabo entre diciembre de 2016 y enero de 2017 y fue referida a las autoridades locales y federales para su análisis y posibles acciones. Tan pronto comenzamos nuestra administración iniciamos las gestiones legales para recuperar esos terrenos. En 8 meses tenemos los resultados: esta finca de aproximadamente 17.73 cuerdas de terreno regresa a manos de los loiceños”, añadió la ejecutiva municipal.

Como parte de los trabajos que lleva el Municipio para impulsar el desarrollo económico y el turismo, recientemente se firmó un acuerdo con la Universidad Interamericana de Puerto Rico (UIPR)  para explorar las alternativas de creación de una Escuela Hotelera de la UIPR y un parador ecoturístico, amigable con el ambiente, entre otras atracciones.

“Esta zona es una de las más hermosas que tiene Puerto Rico y por los pasados 13 años se mantuvo en el descuido. Nunca más. Quienes han podido visitar la zona descubren el hermoso encuentro del Río Grande de Loíza con el Océano Atlántico, en un lugar donde la naturaleza ha mantenido una playa con abundante arena y vegetación variada. Nuestro compromiso es mantener este tesoro ecológico para el disfrute y cuidado de ésta y las próximas generaciones de loiceños y visitantes”, finalizó Nazario Fuentes.

 

 

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.