Publicidad

Publicidad

Publicidad

Foto

Texto

Ganaderos reaccionan en contra de importación de leche

SAN JUAN  – Un grupo de ganaderos de Puerto Rico se expresó el jueves, en asuntos relacionados a la industria lechera.

“Estamos sumamente preocupados por esta situación surgida luego del huracán María ya que nuestra industria se ha visto severamente afectada. No solo tenemos gastos adicionales debido a la falta de electricidad, tuvimos daños severos en nuestras propiedades y operaciones, sino también que la demanda por nuestro producto se ve amenazada debido a la falta de electricidad que provoca que el consumidor se incline por la leche UHT en vez de la leche fresca. Esto unido a que Indulac no ha podido cumplir con la demanda de leche UHT ha dado pie para otorgar licencias adicionales a las 46 que existen actualmente, lo cual pone en peligro nuestra industria, nuestras familias y nuestro sustento y el empleo de miles de padres y madres de familia puertorriqueños en la industria agrícola número uno en nuestra isla,” indicó Carlos Benítez, ganadero de Isabela y uno de los portavoces del grupo, en declaraciones escritas.

Mencionó que los ganaderos, que no forman parte de la Cooperativa de Productores de Leche, mejor conocida como COPPLE, indicaron no sentirse representados por dicha cooperativa. Estos se expresaron en contra de la otorgación de licencias de importación de leche luego del huracán María, la ponderación de precios y el decomiso de leche, según denunciaron en parte, a la reducción de la demanda de leche fresca por la falta de energía eléctrica.

Asimismo, señaló que los ganaderos expresaron que aunque actualmente la importación de leche solo afecta a los productores de leche locales, no al consumidor ya que el precio es el mismo, a la larga el consumidor podría verse afectado si hubiera escasez del producto local.

Por su parte, Iván Martínez, ganadero de Camuy y también portavoz del grupo, indicó que “estamos totalmente opuestos a la expedición de las licencias para importación de leche por parte del Administrador de la Oficina para la Reglamentación de la Industria Lechera (ORIL). Esto perjudica significativamente a nuestra industria, ya que sigue penetrando en el mercado la leche importada y se reduce el consumo de leche producida por los ganaderos de Puerto Rico. Le solicitamos encarecidamente que desista de esta práctica y defienda el bienestar de nuestra industria”.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.