Equipos salvamento de embarcaciones continúan operaciones de limpieza en Puerto Rico tras el huracán María

SAN JUAN  – El comando unificado para la Función de Apoyo de Emergencia 10, ESF 10 por sus siglas en inglés, continua exhortando a dueños de embarcaciones que necesiten asistencia a que llamen a la línea directa para embarcaciones afectadas por el huracán Maria al (786) 521-3900, para solicitar apoyo gratuito para remover una embarcación o reportar una embarcación que ya ha sido removida, se informó el jueves.

Según un parte de prensa, los equipos de respuesta bajo el ESF-10 Puerto Rico el miércoles evaluaron los daños y el trabajo para remover embarcaciones que fueron impactadas por la tormenta en La Parguera, Piñones y Sardinera, mientras continuaron los esfuerzos para localizar a los dueños de embarcaciones en Cabo Rojo. Desde la última actualización, equipos de salvamento han removido siete embarcaciones adicionales en Puerto Chico.

Hasta el momento, los equipos de respuesta han identificado 375 embarcaciones afectadas y cerrado 188 de los casos. Los equipos se han comunicado con 217 propietarios y respondido a 35 informes de contaminación. Especialistas en la prevención de contaminación han removido 7,850 galones de agua aceitosa y recogido cuatro yardas cúbicas de escombros manchados por aceite de estas embarcaciones, así reduciendo el impacto a los recursos naturales de Puerto Rico.

El equipo de trabajo de ESF-10 Puerto Rico continúa removiendo embarcaciones que sufrieron daños por el huracán María, sin costo ni penalización para sus dueños.  Dichas embarcaciones representan una amenaza de contaminación para el ambiente.

Este esfuerzo se lleva a cabo bajo la dirección del Departamento de Recursos Naturales y Ambientales de Puerto Rico con los objetivos de remover cada embarcación afectada, mitigar los riesgos a la salud pública y preservar el hábitat nativo. Al cumplirse los objetivos de ESF-10 se contribuye con la recuperación de Puerto Rico.

El Departamento de Recursos Naturales y Ambientales y la Guardia Costera de los Estados Unidos junto con la Junta de Calidad Ambiental de Puerto Rico y la Agencia de Protección Ambiental, La Administración Nacional Oceánica y Atmosférica y el Servicio de Pesca y Vida Silvestre de Estados Unidos establecieron el Centro de Mando para ESF-10 en Puerto Rico el 27 de septiembre de 2017, después de que huracán María golpeara la Isla el 19 de septiembre.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.