Publicidad

Publicidad

Publicidad

Foto

Texto

Diálogo con todo en contra de gobierno y oposición venezolana

Decisión de Maduro de anticipar fecha de presidenciales puso los acercamientos en su peor momento.

Por: EFE

La oposición venezolana volvió a Santo Domingo para reanudar el diálogo con el gobierno, pese a la decisión del oficialismo de celebrar las elecciones presidenciales antes de mayo, unos comicios en los que el mandatario Nicolás Maduro aspira a la reelección.

Las reuniones se celebran en la sede de la Cancillería dominicana, en medio de un gran hermetismo. La alianza opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD), que acude dividida a este encuentro, dijo que exigirá “las garantías electorales que permitan unas elecciones justas”, mientras que el gobierno ha declarado que está listo para firmar un acuerdo.

A su llegada a la reunión, el ministro de Comunicación de Venezuela, Jorge Rodríguez, dijo que hay un “documento preliminar que permite señalar que faltan muy pocas cosas para lograr un acuerdo”, mientras que la delegación de la oposición encabezada por el diputado Julio Borges no hizo declaraciones.

La oposición vuelve al diálogo sin el apoyo de Voluntad Popular (VP), el partido de Leopoldo López, que optó por abandonar las conversaciones tras el adelanto de las presidenciales y el proceso obligatorio de validación de formaciones que también decretó la Asamblea Constituyente.

La oposición venezolana ha pedido postergar las elecciones presidenciales, que se celebrarán a más tardar el 30 de abril, antes de comunicar su decisión de participar o no en estos comicios.

En cuanto a las votaciones, la MUD pide, entre otros aspectos, la renovación de las autoridades electorales, observación internacional de los comicios, garantizar el derecho a votar de los venezolanos en el exterior, levantar las inhabilitaciones a sus dirigentes y reglas equitativas para la propaganda y campaña. La oposición espera que el diálogo sirva también para el ingreso de alimentos y medicinas que escasean en Venezuela, al igual que aspira a que les sean restituidas todas las competencias al parlamento, de mayoría opositora.

El oficialismo, por su parte, exige el reconocimiento de la Constituyente y el levantamiento de las sanciones económicas impuestas contra altos funcionarios.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.