Profesora del RUM primera mujer boricua exaltada como ASME Fellow

Una profesora del Departamento de Ingeniería Mecánica (INME) del Recinto Universitario de Mayagüez (RUM) se convirtió en la primera mujer puertorriqueña en ser exaltada como ASME Fellow, importante distinción que otorga la Sociedad Americana de Ingenieros Mecánicos (ASME, por sus siglas en inglés) a miembros que hayan contribuido y se hayan destacado en ese campo. Lourdes M. Rosario Villamil, catedrática de INME, recibió el galardón para sumarse al grupo de solo cinco boricuas, entre estos, don Luis A. Ferré, que han sido distinguidos con el honor.

La exaltación de Rosario Villamil fue en el área de educación y reconoce las contribuciones en la implementación de innovaciones en los programas académicos, al igual que el liderazgo en el desarrollo de currículos, enseñanza, investigación y administración. De igual forma, se otorga por el reconocimiento que le hacen sus estudiantes y colegas como educadora y por ganar reputación internacional en el tema de la enseñanza en el campo de la ingeniería mecánica.

El galardón llega a sus manos luego de tres décadas de fructífera labor académica en el Recinto.

“Me siento feliz y muy honrada de haber recibido esta distinción. Llevo 30 años aquí trabajando como educadora, desde que me gradué. Lo más que me completa y me llena ha sido la educación, promoverle a las personas el interés por la ingeniería”, indicó, a la vez que agradeció a sus compañeros de trabajo, tanto los docentes como los no docentes, su colaboración a lo largo de todo este tiempo en el Recinto.

La profesora, quien también fue senadora académica y directora asociada de la Escuela Graduada del RUM y quien ha recibido múltiples premios a lo largo de su carrera profesional, entre cuyos logros se incluye la creación del Campamento de Ingeniería Mecánica para chicas, fue homenajeada por sus pares, estudiantes y por la comunidad colegial en una actividad en la que estuvieron presentes Carlos Garret y Fernando Pla, dos de los ASME Fellows boricuas, grupo que también lo componen los ingenieros Carlos Feliú, don Luis A. Ferré y ahora la doctora Rosario.

“Me llena de orgullo, primero, porque es un honor tremendo. Mucha gente no sabe lo que es el ASME Fellow, no voy a decir premio; es una exaltación de nivel profesional bien codiciada, así que estamos bien contentos y orgullosos. Yo, personalmente, estoy muy orgulloso porque ella es la primera mujer puertorriqueña que recibe este honor”, dijo Paul Sundaram, director de INME.

Coincidió con él, la arquitecta Wilma Santiago Gabrielini, rectora interina del RUM, quien se expresó muy orgullosa de que su colega en la facultad de Ingeniería haya sido la primera mujer colegial en ser nombrada como ASME Fellow.

“Me siento muy contenta y honrada de que mi colega y amiga por muchos años haya sido nominada y distinguida”, señaló la rectora interina.

Durante la ceremonia, en la que estuvo acompañada por su esposo, Jorge A. Cruz Emeric, catedrático retirado de Ingeniería Eléctrica, y su hijo Jorge A. Cruz Rosario, se le entregó la placa conmemorativa que la acredita como ASME Fellow. También estuvo presente David Dooner, quien sometió la recomendación de la académica y quien dijo sentirse orgulloso de su elección; al igual que el profesor emérito Pla, quien sostuvo que fue él quien la reclutó para trabajar en esa facultad. Asimismo, los estudiantes del capítulo estudiantil de ASME y de la Asociación de Féminas en la Ingeniería Mecánica le hicieron entrega de sendos regalos, al mismo tiempo que elogiaron su gesta como educadora.

De la misma manera, durante el evento, que contó con la participación musical del dúo Lira, Agustín Rullán, decano de Ingeniería, expuso que es importante reconocer los logros de la facultad, a la vez que destacó que Rosario Villamil cierra con broche de oro su carrera docente.

De hecho, la homenajeada reveló que pronto llegará al final de su vida académica, ya que se jubila a finales del presente semestre.

“Tengo deseos de relajarme y ver otros aspectos de la vida en el mundo: viajar y aprender cosas nuevas, porque siempre me gusta aprender. Y quizás escribir un libro de poesía, escribo poesía y hace años que no las trabajo y me gustaría hacer un poquito de eso”, puntualizó.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.