USDA proporciona más de $10 millones para ayudar a los agricultores del área del Caribe

SAN JUAN  – El Servicio de Conservación de Recursos Naturales (NRCS) del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA, por sus siglas en inglés) proporcionó el martes, 10.9 millones de dólares en asistencia técnica y financiera para ayudar a los agricultores de Puerto Rico y las Islas Vírgenes de los Estados Unidos a reparar daños y reconstruir después de los huracanes Irma y María.

Esta inversión se realiza a través del Programa de Incentivos a la Calidad Ambiental, un programa de conservación de Farm Bill, es una opción más disponible a través del USDA para ayudar con la recuperación.

“El USDA sigue comprometido a ayudar a los agricultores puertorriqueños con todos los medios a nuestra disposición. Con estos fondos, podemos ayudar a los agricultores locales a reparar los daños a sus tierras y las prácticas de conservación existentes causadas por los huracanes Irma y María”, dijo el secretario de Agricultura Sonny Perdue en declaraciones escritas.

“A través de EQIP, invertimos conjuntamente con los agricultores para reparar y prevenir la erosión del suelo, abordar las inundaciones y otros problemas de calidad del agua, así como cualquier otra preocupación sobre los recursos resultante de los eventos de lluvias e inundaciones”.

Explicó que, para agilizar la recuperación de desastres, NRCS está emitiendo exenciones que permiten a los agricultores recibir pagos y comenzar a implementar prácticas de conservación claves antes de la aprobación del contrato. Las prácticas pueden incluir la eliminación del ganado muerto, la construcción de instalaciones de mortalidad animal, el reemplazo de techos y cubiertas en edificios agrícolas y la remoción de escombros. Se les pide a los participantes que presenten una solicitud de EQIP y una exención para comenzar a implementar una práctica.

Mientras tanto, los agricultores que han trabajado anteriormente con NRCS también son elegibles para recibir asistencia para implementar nuevas prácticas de conservación o reparar prácticas fallidas.

NRCS acepta aplicaciones EQIP durante todo el año en un registro continuo. Pero los propietarios deben presentar sus solicitudes antes del 19 de enero de 2018, para ser considerados para este fondo de recuperación de desastres. Los agricultores y ganaderos deben visitar con su centro de servicio local de USDA para postularse. Los listados de oficinas y números de teléfono del NRCS del Caribe se pueden encontrar en www.pr.nrcs.usda.gov. Los agricultores también pueden llamar a la línea directa bilingüe de Recuperación de Desastres del Área del Caribe al 787-303-0341.

Además de ayudar a los productores agrícolas, NRCS está ayudando a las comunidades locales a reparar represas e infraestructura impactadas por los huracanes. NRCS está proporcionando 1.75 millones de dólares a los gobiernos locales y entidades a través del programa de Protección de la Cuenca de Emergencia (EWP) para restaurar la infraestructura dañada y destruida. Mientras que EWP generalmente puede pagar hasta el 75 por ciento del costo de las medidas de emergencia, tanto en Puerto Rico como en las Islas Vírgenes, el presidente Trump autorizó el 100 por ciento del costo federal para la eliminación de escombros y medidas de protección de emergencia hasta marzo de 2018.

Cuatro equipos de NRCS pasaron las últimas cinco semanas en la región del Caribe realizando evaluaciones de la encuesta de daños para determinar sitios potenciales y patrocinadores para proyectos de EWP. A través del programa, NRCS trabaja con entidades del gobierno local en áreas impactadas para remover escombros, estabilizar ríos y arreglar estructuras de control de agua, entre otras prácticas.

Las solicitudes de asistencia deben hacerse dentro de los 60 días posteriores al evento de tormenta.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.