UGT reacciona ante nueva medida para achicar el gobierno

SAN JUAN  – El presidente de la Unión General de Trabajadores (UGT), Gerson Guzmán López alegó el lunes que con el propuesto Programa de Transición Voluntaria se completan dos visiones de cómo despedir empleados públicos para satisfacer las aspiraciones del sector privado de convertir en negocio la prestación de los servicios que hoy ofrece el gobierno a la ciudadanía.

“En medio del agobiante momento de crisis que vive el país, el sector empresarial continúa aprovechando la misma para impulsar sus múltiples proyectos comerciales. Al parecer la jauja de los contratos no le resulta suficiente a su ambición de enriquecimiento y presionan, una vez más, para lograr su objetivo de privatizar todas las operaciones rentables que hoy prestan gratuitamente los servidores públicos”, sostuvo Guzmán López en declaraciones escritas.

Alegó que el primer modelo de despidos de empleados públicos lo ha presentado, sin eufemismos o disfraces, la Junta de Control Fiscal. Reiteradamente el organismo ha presionado para la reducción de una tercera parte de los servidores públicos, sin mayor compensación que una carta para el Programa de Desempleo del Departamento del Trabajo”, dijo Guzmán López en un comunicado.

A su juicio, la segunda opción la presenta ahora la actual administración gubernamental, con lo cual persigue el mismo objetivo de reducir, aún más, la plantilla de empleados públicos sin hacer evidente su incumplimiento de la promesa electoral de “reducir el gobierno sin despedir empleados públicos”.

“El anunciado Programa de Transición Voluntaria esconde, detrás del florido lenguaje con’ el cual esta administración bautiza los proyectos dirigidos a menoscabar los derechos y conquistas de los trabajadores, los mismos objetivos de la junta dictatorial que gobierna el país”.

“Rechazamos ambas propuestas por considerar que las mismas van en contra de los mejores intereses de los trabajadores que representamos y de la totalidad del pueblo puertorriqueño. De igual manera, denunciamos y censuramos el oportunismo empresarial de valerse de la crisis para impulsar sus nefastas propuestas”, afirmó.

Guzmán López subrayó que el empleo público se ha reducido en más de un 50 por ciento durante la pasada década, reduciendo significativamente, en su opinión, la calidad y la cantidad de los servicios que recibe nuestra clase trabajadora y los sectores pobres de la población.

Dijo que, de igual manera, la reducción de agencias que está detrás del Programa de Transición Voluntaria ya fue implantada en el área de la seguridad pública y lo menos que puede hacerse, enfatiza el líder de la UGT, es hacer de público conocimiento el resultado de este experimento.

“En ambos casos tendríamos elementos objetivos para evaluar y decidir las mejores opciones para el pueblo de Puerto Rico. Es hora de ponerle un detente al avaricioso proyecto empresarial que parece dirigir, en ambas instancias gubernamentales, el destino de nuestro país”, argumentó Guzmán López.

Deje un comentario