Representantes del PNP cierran fila con Jenniffer González en tema de reforma contributiva federal

EL CAPITOLIO  – El caucus de la delegación del Partido Nuevo Progresista (PNP) en la Cámara de Representantes endosó el lunes, la posición del presidente de dicho Cuerpo Legislativo, Carlos ‘Johnny’ Méndez Núñez, de solicitarle al Congreso que designe a Puerto Rico como una jurisdicción domestica para todos los efectos contributivos de corporaciones.

El caucus también reclamó que la Junta de Control Fiscal (JCF) se una a los esfuerzos de cabildeo que está llevando a cabo en la capital federal el gobierno de Puerto rico en búsqueda de una mejor posición en las disposiciones de la nueva reforma contributiva impulsada por el Partido Republicano.

“Puerto Rico debe ser incluido como jurisdicción domestica para todos los fines de contribuciones sobre corporaciones. Esto significaría que las empresas que hacen negocio en la isla no tendrían que pagar impuestos por el inventario que compren y tengan disponible. Esto ayudaría a fomentar la retención de empleos e impulsaría la creación de nuevos empleos debido a la estabilidad que brinda el sistema, entre otras cosas. De la mano de esta designación, el Congreso debe eliminar o bajar, dramáticamente, su propuesta de imponer una tasa porcentual sobre activos intangibles de estas empresas. Esto para balancear la ecuación hasta que se culmine el proceso de la admisión de Puerto Rico como estado. Ese es el camino correcto y por eso respaldo las acciones que lleva a cabo la Comisionada Residente en el tema contributivo” señaló Méndez Núñez en declaraciones escritas.

“La Junta tiene que expresarse sobre este asunto, medular para las finanzas del gobierno por las próximas décadas. No solo pueden venir expresiones de medidas de austeridad, tiene que haber acciones proactivas para impulsar el desarrollo económico de la isla. Esta es una oportunidad única de insertarse del lado de la gente en este debate, el cual tendrá un impacto a corto y largo plazo sobre las finanzas del gobierno. Mi exhortación a la directora ejecutiva de la JCF, Natalie Jaresko, es a que se una a nuestros esfuerzos de buscar la mejor posición posible en las disposiciones de la reforma contributiva federal”, agregó el líder legislativo.

El Comité de Medios y Árbitros de la Cámara federal aprobó el pasado 9 de noviembre un impuesto de 20 por ciento en las importaciones desde Puerto Rico a los Estados Unidos. Mientras que, en el Senado, Orrin Hatch presentó ese mismo día un resumen de su de reforma contributiva que también sería perjudicial para la isla, ya que propone un impuesto mínimo global de 12.5 por ciento que impactaría las importaciones de Puerto Rico a los estados, sin que se ofrezca un contra balance como una exención al impuesto sobre inventario.

Méndez Núñez estableció unas iniciativas que estarán presentado la delegación del PNP en el Congreso durante los próximos días.

Entre estas se destacan la asignación recurrente de nuevos fondos para los programas que se nutren de fondos Medicaid, particularmente ‘Mi Salud’. Legislar trato igual para la isla en los programas Parte A de Medicare (servicios hospitalarios), la Parte B (servicios médicos), la Parte C (Programas Advantage) y la Parte D (cubierta de medicamentos).

También, se buscará enmendar la Sección 24 del Código de Rentas Internas federal para permitir a familias elegibles en Puerto Rico a reclamar el crédito contributivo federal por hijos dependientes. Se estima que esta propuesta podría inyectar 2,900 millones de dólares en la economía local durante los próximos 10 años, beneficiando a sobre 355,000 familias y 400,000 niños, con un pago promedio anual de 770 dólares.

La posición del presidente cameral fue apoyada por los miembros de la delegación del PNP que se reunieron esta mañana en caucus.

“Estamos alineados con la visión de nuestro presidente. La inclusión de Puerto Rico como jurisdicción domestica será un paso más hacia la igualdad, hacia el trato justo e igual con los demás estados. Esto tendrá un efecto cascada de aumentar la presencia de empresas estadounidenses en el territorio, se atraer nuevo capital internacional y fomentará la retención de unos 200 mil trabajos que ahora mismo están en juego con las imposiciones de la reforma contributiva federal”, argumentó Maricarmen mas Rodríguez, representante por Mayagüez y San Germán.

Temprano en la mañana, el presidente de la Comisión de Asuntos Federales, Internacionales y de Estatus, José Aponte Hernández, hizo el mismo planteamiento.

“Nuestra isla no es un territorio foráneo, es una jurisdicción de los Estados Unidos y así el Congreso nos tiene que tratar en todos los aspectos. Como igual, no como una otra nación independiente. Por eso entendemos que lo mejor para nuestra gente a corto y largo plazo es la inclusión de Puerto Rico como jurisdicción doméstica en el lenguaje de la reforma contributiva federal, pero con un período de transición que de espacio para que ese tipo de corporación se pueda integrando al sistema contributivo según aplicará en todos los estados”.

 

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.