Hablamos con 112 funerarias en Puerto Rico para verificar el número de muertos tras el huracán María y esto fue lo que encontramos

Fue en ese vehículo de 1962, y con ese sombrero, que Vidal pasó sus días recorriendo los caminos montañosos de Cayey, Puerto Rico. Vendió herramientas desde su camioneta. Y usó esas herramientas, y toda una vida de sudor, para construir casas, siempre en concreto.

LEE aquí en informe original en inglés 

Al igual que él, el material era consistente. Fue lo suficientemente fuerte como para hacer frente a una tormenta, les dijo a los clientes y familiares.

Después de que el huracán María azotara este territorio estadounidense, el 20 de septiembre, arrancando techos de casas de madera y cortando las ramas de árboles, la comunidad recurrió nuevamente a Vidal. Nadie puede decir exactamente cuántas personas sobrevivieron a la tormenta en las estructuras de colada dura que ayudó a construir para ellos, a menudo a bajo costo o sin costo alguno. Pero probablemente sean cientos, dijo su familia.

Leer noticia y ver video

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.