Exigen investigación de incidente de violencia de género que involucra legislador

SAN JUAN  – Las miembros del Movimiento Amplio de Mujeres de Puerto Rico exigieron el jueves tanto al presidente de la Cámara de Representantes como a la secretaria del Departamento de Justicia (DJ), que se investiguen minuciosamente los señalamientos hechos contra el representante Ramón Rodríguez Ruiz por alegada conducta constitutiva de violencia de género.

“Es urgente que tanto el Presidente de la Cámara como la Secretaria de Justicia, quien como ex Procuradora de las Mujeres debe saber la importancia de investigar estos hechos con premura, inicien de inmediato una pesquisa sobre estos hechos. Es indispensable, si es que realmente existe un compromiso con los derechos de las mujeres, que ninguna agresión machista quede impune, máxime cuando, alegadamente, provienen de un miembro de la Legislatura” expresó en un parte de prensa, Josefina Pantoja, portavoz de la organización feminista.

“De igual manera, debemos recordar que este no es un hecho o una conducta aislada por parte de un miembro de la Cámara de Representantes. Aun están sobre el tapete las fuertes acusaciones de una ex empleada de la Oficina del Representante José “Pichy” Torres Zamora contra este por hostigamiento sexual en el empleo. Estas conductas no pueden ser toleradas por la Cámara y exigen acción inmediata por parte del Presidente del cuerpo”, agregó Verónica Rivera, también portavoz del colectivo.

En días recientes trascendió que supuestamente Rodríguez Ruiz agredió físicamente a la directora ejecutiva de su Oficina de Distrito en medio de un incidente de violencia de género provocándole una fractura debajo del ojo izquierdo.

Según Pantojas, aunque el representante ha tratado de desvincularse de los hechos, sus declaraciones han sido confusas, ambiguas y contradictorias, lo que levanta cuanto menos preocupación sobre su participación en este incidente.

“Aunque la sobreviviente se retractó de su declaración inicial en la que incriminaba al representante, no se debe pasar por alto que en situaciones de violencia de género, el miedo, la desesperanza, la impotencia, la percepción de que no se le va a ayudar o creer, las promesas del agresor de que cambiará o que el hecho no volverá a ocurrir y las presiones, pueden provocar que una mujer que sufre violencia doméstica se retracte o retire su declaración. Esta conducta no es inusual y forma parte del ciclo de violencia doméstica. Es en esos casos donde el Estado, y sus organismos competentes, deben investigar con profundidad los hechos y garantizar la seguridad y vida de la mujer en una situación de violencia”, sostuvo.

El grupo expresó que seguirá de cerca la manera en que se atiende este suceso y señaló que la violencia machista es un fenómeno social que debe atenderse desde el Estado y no como un asunto personal como señaló el representante. Recordaron que la violencia contra las mujeres es una de las formas en que se manifiesta la desigualdad estructural donde las mujeres se perciben como inferiores y al servicio de los hombres y solicitaron al Presidente que se separe al representante de su cargo en lo que se conduce la investigación.

También resaltaron que luego del paso del huracán María, y la crisis humanitaria provocada, los casos de violencia de género aumentan y agudizan siendo incidentes que de no atenderse con la urgencia que amerita son fatales. Indicaron que en los últimos 10 días han ocurrido cuatro feminicidios por lo cual aprovecharon, además, para exigir mayor intervención del gobierno en este tipo de casos que se agravan en situaciones de crisis como las que enfrentamos.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.