Empleados cesanteados de GFR Media acuden a oficinas que dirige José Carrión, tercero para orientarse sobre eliminación de plan médico

SAN JUAN – Anardy Martínez , presidente de la Local 6135 de la United Steelworkers (USW) informó el miércoles que los 59 empleados unionados de la empresa GFR Media que fueron despedidos la semana pasada llegaron hasta las oficinas de la firma HUB International en Hato Rey y presidida por José Carrión tercero, en busca de alternativas al quedar desprovistos de plan médico.

Según Martínez,  HUB International  es una firma de corretaje que maneja la cartera de seguros de GFR Media.

“GFR Media ha dejado a sus empleados sin plan de golpe y porrazo y sin liquidación para poder al menos atenderse o costear un plan más económico. Usualmente, la empresa negocia desde uno a seis meses de plan médico después de las cesantías, para darle espacio a los trabajadores a reponerse del golpe que supone no tener trabajo y manejar sus condiciones de salud pre existentes”, expresó Martínez en declaraciones escritas.

“En esta ocasión, sin embargo, ni siquiera les extendió el plan por un mes. Con esta acción, GFR Media desamparó a compañeros y compañeras que tienen padecen enfermedades que requieren cuidados continuos o a los familiares de estos, que también enfrentan diagnósticos de salud muy serios”, añadió el presidente de la Local 6135.

De acuerdo al sindicalista, al ejecutar su plan de “cesantías temporeras” el jueves pasado, GFR Media tampoco orientó a los trabajadores afectados sobre los pasos a seguir para preservar la cubierta médica que había sido pactada bajo la Ley federal Cobra. De igual modo, la gerencia informó que el plan de salud se mantendría vigente hasta hoy, pero a algunos empleados fueron notificados el lunes que el seguro médico expiró dos días antes de lo establecido por la empresa.

“Nos dejaron desamparados al momento del despido -que ahora convenientemente llaman ‘cesantía temporera’- (término que ni siquiera existe en el convenio colectivo) y, bajo esa excusa, la gerencia millonaria no nos quiere pagar la liquidación inmediata a la que tenemos derecho, y nos quieren hacer esperar hasta un año para recibirla bajo las condiciones que ellos desean imponer”, denunció el periodista deportivo Raúl Álzaga.

Se mencionó que Álzaga tiene una hija de cuatro años paciente de oncología pediátrica y ayer tuvo su última cita bajo la cubierta del plan médico que tenía como empleado de la empresa. Aún le restan dos citas médicas y otros análisis como parte del tratamiento contra el cáncer de la menor, que según dijo Álzaga, aún no sabe cómo costeará.

Anardy Martínez  alegó que los 59 empleados de GFR Media separados de sus puestos fueron obligados por la empresa a permanecer en una lista de espera de un año para, al cabo de este tiempo, poder obtener el dinero que les corresponde en ley por concepto de paga por despido y la liquidación de sus días acumulados por licencia de enfermedad y vacaciones.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.