El mayor circo político del ….mundo !!!

Desde Israel por Dr. Israel Rabinowicz

De los casi 783 mil receptores de mis Newsletters distribuidos por toda Hispanoamérica más del 93% de ellos no son judíos, ello hizo que hace tiempo tomara una decisión de que al escribir nunca lo hiciera sobre política interna de Israel, ingresando con detalles y nombres que la mayoría ignora, cada país tiene la suya y básicamente son sus propios habitantes los que las viven y comprenden en sus detalles y picanterías locales, lo hago solamente si ella podía afectar a la política internacional.

No es la primera vez, bajo el pretexto de la profanación del Shabat, del Sábado, que partidos religiosos integrantes de la coalición del gobierno deciden abandonarlo, dejarlo en minoría, a partir de allí la rueda comienza a girar hasta que cae y un llamado a nuevas elecciones es la consecuencia directa.

En 1976 la ceremonia de recepción, la llegada de una cantidad de aviones F15 desde los Estados Unidos a una base de la Fuerza Aérea en horas en que el Shabat ya estaba vigente fue la causa para que Itzjak Rabin, en ése momento Primer Ministro, quedara en minoría, su gobierno cayera y fuera obligado a nuevas elecciones, el resultado fue un cambio drástico del signo político, llegó al poder Menachen Begin y con él la derecha, es posible que ello fuera el primer movimiento para la paz con Egipto, solamente dos super hombres en los lugares y momentos justos pudieron hacerlo.

Se repitió en 1999 cuando Ehud Barak era Primer Ministro, el mismo que ahora, entre giras a los Estados Unidos de las que regresa con cientos de miles de dólares por sus conferencias, hace lo imposible para retornar a las primeras planas políticas, y la Empresa Distribuidora de Energía de Israel debió utilizar un sábado para trasladar una turbina de más de 30 toneladas de peso, todo un operativo imposible de concretar un día hábil, el especial remolque preparado para el traslado circuló, cruzándola de norte a sur, por la principal carretera nacional cerrada para la ocasión ocupando ambos carriles a una velocidad menor a los 10 Kms por hora, adelante y detrás varios patrulleros policiales, ambulancias y bomberos.

El gobierno cayó, las nuevas elecciones abrieron el camino de Benjamín Netanyahu nuevamente con un signo político diametralmente opuesto, el mismo Netanyahu que ahora no pudo evitar que, bajo la excusa de profanar el último Shabat con los trabajos imprescindibles que hace casi 2 años ya fueron programados para la mayor expansión del transporte ferroviario, la alternativa a trabajar el sábado era el caos durante la semana, ahora a repetir una historia ya conocida, incluso casi con idénticas figuras.

Esta última crisis, por necesidad política se solucionó, el renunciante ministro regresa como vice ministro en su mismo ministerio que pasa a quedar en manos del Primer Ministro, incomprensible, pero así funciona la política israelí, el circo en su mejor espectáculo, como vice no participa de las reuniones del gabinete y por lo tanto su partido no es parte de ésa responsabilidad ministerial.

Es posible que durante semanas el conflicto se dilate, que con acuerdos temporales se tire hacia adelante ya que nadie entre los integrantes de la coalición quiere, ni les conviene, nuevas elecciones, pero ya son demasiados los imponderables que salieron de sus manos y control, la extorsión del extremismo religioso imprescindible para la estabilidad del gobierno tiene el límite del cansancio de la mayoría que no lo es. 

Netanyahu sabe que, salvo situación de guerra que obligue a un gobierno de unidad nacional, nadie vendrá en su ayuda, al contrario, son muchos incluso de su propio partido que no derramarían ni una lagrima si desaparece de la escena política.

En todo el mundo están de moda los especiales programas televisivos en donde los pronosticadores del tiempo se convirtieron en figuras, con gráficos y fotografías satelitales nos muestran las corrientes de los vientos, intentan con la mayor precisión anticiparnos las lluvias y las tormentas, ocupan parte importante de los noticiosos, señal que al público les interesa.

Aquí en Israel sucede lo mismo, la diferencia está en que los vientos e imágenes satelitales que del norte nos muestran no son solo climáticas, vienen acompañadas por preocupantes pronósticos sobre el futuro y tranquilidad de la región, movimientos militares y la cada vez mayor penetración ideológica y militar de Irán en Siria y Líbano, en éste último a través de Hisbollá, para Israel algo imposible de tolerar, la cada vez mayor actividad de Arabia Saudita presionando a los Estados Unidos para que ponga un freno al avance de Rusia, sumemos a Turquía y Yemen como actores a tener en cuenta, todos ellos candidatos a ser una potencial antorcha que encienda explosivamente los aires, vientos de guerra. Es lo que Netanyahu, en grande, viene declamando, lo que al gran mundo político les vendió y ahora compran.

Pero para Netanyahu parece ser que estos temas no ocupan en prioridad su atención, el último jueves a las 1, 30 de la madrugada aun personalmente estaba intentando armar el ajedrez político para encontrar compensar a los sectores religiosos de no renunciar, de no poner en duda la continuidad de su gobierno. Esto es una demostración de cuán falsa es la afirmación de que no existe en el mundo tarea más de tensión, responsabilidad y agotamiento que la del Primer Ministro de Israel.

Dispone de tiempo para todo, algunos dirán que estos temas son lo que le quitan presión, le liberan la mente, psicológicamente lo descomprime, polemizar, atacar a directores de diarios y grupos comunicacionales, a encuestadores, con periodistas y parlamentarios, con ello goza y disfruta, se relaja. Lo hace con alegría, con una sonrisa cuando, como demostración del buen pasar de la población y logro de su gobierno menciona a los casi US$ 385 millones de dólares, proporcionalmente el más alto del mundo solamente contabilizando las tarjetas de créditos emitidas en Israel, en éste número no se incluyen aquellos que cancelaron sus compras en el exterior con tarjetas emitidas por bancos en otros países, casi una 27% de la población las tiene, que los israelíes gastaron el último Black Friday que pasará a la historia del consumismo descontrolado.

Como Argentino no puedo finalizar éste comentario sin enviar mis sentidas condolencias a familiares y a todos los Argentinos por las víctimas del submarino, en desastres como éstos no existen diferencias, todos lo sufren y lo sienten, todos son Argentinos.

Hasta la próxima   

Dr Israel Rabinowicz

Israel

contacto@tiempoisrael.com

 

 

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.