Descubren biomarcadores que identifican células de cáncer con poca oxigenación

SAN JUAN – Dos profesores de la Escuela de Asuntos Ambientales de la Universidad Metropolitana (UMET) descubrieron biomarcadores que identifican células de cáncer con poca oxigenación.

Este descubrimiento, certificado por la Oficina de Patentes y Marcas de los Estados Unidos (USPTO), beneficiará en el diagnóstico y tratamiento de pacientes de cáncer.

“Esta patente representa un avance científico para el diagnóstico y tratamiento ya que permitirá identificar dichos tejidos cancerosos antes de comenzar un proceso de quimioterapia o radiación”, destacó en un comunicado, la doctora Beatriz Zayas, una de las investigadoras.

Explicó que las células de cáncer que sobreviven en ambientes con poca oxigenación suelen ser altamente resistentes a tratamientos convencionales lo que afecta la efectividad de los tratamientos recomendados por los médicos.

Zayas, junto al doctor Osvaldo Cox desarrollaron y probaron durante cinco años la capacidad de dichos compuestos como biomarcadores de hipoxia en células de cáncer. Para esto, llevaron a cabo experimentos donde se expusieron células de diferentes tipos de cáncer y se comprobó que las células cancerosas creciendo en ambientes carentes de oxígeno y tratados por estos compuestos generaban una fluorescencia mucho mayor que en ambientes con más oxigenación. Este cambio en fluorescencia o color permite identificar aquellas células cancerosas que crecen con poca oxigenación. Estas células son difíciles de tratar e identificar lo que afecta la sanación del paciente.

Esta patente tiene aplicabilidad biomédica y se están haciendo acuerdos para identificar licenciadores y mercados interesados, aseguró el doctor Carlos M. Padín Bibiloni, rector de la UMET. A su vez, añadió que este es el rol de la UMET poner la ciencia al servicio de los problemas sociales que afectan nuestra comunidad”.

Estos compuestos fueron trabajados en el laboratorio de Toxicología Química, Molecular y Ambiental (ChEMTox por sus siglas en inglés), dirigido por Zayas y contó con el endoso económico del Sistema Universitario Ana G. Méndez y el Programa INBRE del Instituto Nacional de la Salud (NIH por sus siglas en inglés). Es la tercera patente de la UMET dirigida a aportar en el diagnóstico y tratamiento del cáncer.

Este equipo de investigadores cuenta con la contribución de Christian Vélez, investigador asociado del laboratorio y los estudiantes graduados y sub graduados interesados en el campo biomédico y desarrollo de medicamentos.

Deje un comentario