Publicidad

Publicidad

Publicidad

Foto

Texto

Whitefish pide que “dejen de tirarle piedras a sus trabajadores” y planea cooperar en las pesquisas en su contra

SAN JUAN – El portavoz de Whitefish Energy Holdings,  Chris Chiames, alegó el sábado que la situación en Puerto Rico respecto a sus empleados se ha tornado violenta.

“Nuestros trabajadores siguen trabajando con diligencia día y noche para recuperar la energía para el pueblo de Puerto Rico con toda la rapidez humanamente posible, en condiciones muy difíciles, que se han tornado más peligrosas todavía por rumores e insinuaciones carentes de conocimiento. Hubo algunos incidentes de ira mal dirigida a nuestro personal, al que se le han llegado a arrojar botellas y piedras. Sean cuales fueren las dudas e inquietudes que puedan tener los interesados acerca de nuestro acuerdo con PREPA, respetuosamente pedimos que se permita a nuestros trabajadores en el terreno llevar a cabo su importante tarea sin impedimentos”, dijo Chiames en declaraciones escritas.

Planeamos cooperar con todas las solicitudes de información del Congreso, la Junta de Control Fiscal (Federal Oversight and Management Board, FOMB, por sus siglas en ingles), FEMA u otros organismos gubernamentales pertinentes, y esperamos con ansias que los hechos salgan a la luz. Estamos muy orgullosos del trabajo que estamos haciendo para restaurar la energía para el pueblo de Puerto Rico en circunstancias muy difíciles y pedimos respetuosamente que, antes de apresurarse a sacar conclusiones desinformadas, se espere a conocer los hechos”, añadió.

El portavoz de la empresa creada en el 2015 y con sede en Montana mencionó que desde el 2 de octubre, hay más de 325 hombres y mujeres destacados en las montañas, para restaurar las líneas y torres de transmisión de 230 mil voltios que discurren del sur al norte del país.

“Hay más trabajadores preparados para ayudar en cuanto se pueda descargar el equipo y poner al día el trabajo atrasado en los puertos”, sostuvo.

El contrato por 300 millones que Whitefish firmó con la AEE ha sido blanco de múltiples cuestionamientos. Inclusive, desde la Casa Blanca hasta el gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló Nevares se han desvinculado del proceso que trajo a Puerto Rico a Whitefish Energy.

Luego de que el director de la Oficina de Gerencia y Presupuesto, José Marrero, concluyera en el  análisis solicitado el gobernador de que no tiene peritaje para auditar el contrato, el mismo fue referido a la Oficina de Contralor para que realice la auditoría.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.