Se accidentan 14 trabajadores de la UTIER, 4 de ellos de gravedad

SAN JUAN  – La Unión de Trabajadores de la Industria Eléctrica y Riego (UTIER), dio a conocer el jueves, que se han accidentado 14 trabajadores que laboran en la restitución del Sistema eléctrico luego del paso del Huracán María, cuatro de ellos accidentados de gravedad.

“A 36 días del paso de María, los 14 accidentes ocurridos han ido subiendo de nivel, siendo cuatro de ellos accidentes graves que dejarán tristes huellas en nuestros compañeros, sus familias y en todos nosotros en la UTIER.  Lo peor de estos casos es que si seguimos así, las consecuencias fatales están muy cerca”, advirtió el secretario de Salud y Seguridad de la UTIER, Walberto Rolón, quien también es Celador de Líneas 4 de la Autoridad de Energía Eléctrica, mediante declaraciones escrtiaas.

Rolón detalló que “de los cuatro casos graves ocurridos, tres han sido por contacto    eléctrico, subiendo de nivel de cada accidente”.

Explicó que el primero de esos accidentes fue el de Erik Ramos, Celador de Líneas 1 de la Técnica de Aguadilla, quien tuvo un contacto eléctrico mientras le daba electricidad a sus padres, luego de energizar la zona aledaña y que sus progenitores se quedaran sin el servicio eléctrico.  Sus padres fueron testigos del golpe de electricidad que recibió su hijo.  Este celador tiene actualmente quemaduras de primer grado en el brazo y fue atendido en el Centro Médico de Mayagüez.

Un segundo accidente grave fue el de Israel López, Celador de Líneas 3 de la Técnica de Vega Baja, quien sufrió quemaduras de segundo grado en ambas manos: en tres dedos de una mano y en un dedo de la otra.  Al momento se investiga a profundidad la causa de ese accidente, aunque preliminarmente la información arroja que pudo haber sido como consecuencia de una planta eléctrica mal instalada, “que incluso pudo haberle causado la muerte al obrero”.  Informó que este celador se encuentra recluido en la Unidad de Quemados del Centro Médico en Río Piedras.

El otro caso grave de contacto eléctrico fue el de Fernando Osorio, Celador I de la Comercial de Mayagüez, quien tuvo contacto eléctrico con entrada por un brazo y salida en el costado.  Actualmente está recluido en el Centro Médico de Mayagüez.

“En este caso el accidente fue causado tras concluir su jornada laboral y accede a hacerle un     favor a un abonado desesperado por tener servicio eléctrico”, explicó Rolón.

El secretario de Salud y Seguridad de la UTIER señaló que “en todos esos accidentes la planificación del trabajo ha fallado” e hizo un llamado a los gerenciales de la Autoridad de Energía Eléctrica, que insistió quieren eliminar las Reuniones de Vida que realizan los trabajadores de brigadas todos los días antes de iniciar su jornada laboral.  A ellos les reclamó “no presionar para que esas reuniones se suspendan porque es gracias a esas reuniones que no han ocurrido más accidentes”.

De otro lado, Rolón destacó que mientras las brigadas de la AEE trabajan en condiciones de precariedad de materiales y con una flota de vehículos en muy mal estado, sin licencia de accidentes y con la ausencia de una serie de otros beneficios laborales que les fueron arrebatados por las políticas de austeridad del gobierno; las brigadas traídas de Estados Unidos subcontratadas por la compañía Whitefish, reciben materiales para reconectar el servicio eléctrico.

Igualmente, dijo Rolón, que mientras un Celador de Líneas 4 de la AEE, que es el de más alta gradación en la UTIER, la cual trabaja con corriente viva y cobra 22.90 dólares con 27 años de servicio; los celadores traídos a la isla por Whitefish cobran 270 dólares la hora y no trabajan con corriente viva. Dijo, además, que mientras la dieta de los trabajadores de la UTIER es de 8 dólares diarios, la de los de Whitefish es de 80 dólares.

Rolón advirtió que “estamos en el momento más peligroso para nuestros trabajadores, que no han podido avanzar más por la falta de materiales.  Y encima de eso el trato que recibimos es profundamente desigual. Aun así, nuestros compañeros continúan haciendo su trabajo con profundo compromiso, ya que estamos conscientes de que la AEE es una Corporación Pública en la cual nuestro principal deber es para con nuestro pueblo, del cual nosotros  somos parte”, concluyó.

1 comentario

  1. Carlos Santos Rivera dice:

    Todos estos casos, aunque lamentables, son resultato de falta de seguridad y/o experiencia suficiente para hacer el trabajo… Tampoco se aseguraron de utilizar proteccion adecuada, ni verificaron que la linea estuviera desconectada, ni siguieron los pasos para hacer el trabajo que estaban realizando…