Publicidad

Publicidad

Publicidad

Foto

Texto

Entre escombros y directores que no quieren hacer lo que le da la gana, reinician las clases el 23 de octubre

SAN JUAN – La secretaria del Departamento de Educación Julia Keleher arremetió el lunes contra la Autoridad de Edificios Públicos y la Oficina para el Mejoramiento de las Escuelas (OMEP), porque todavía no han recogido los escombros de la mayoría de los planteles.

“¿Cuantos días van desde que pasó el huracán? Los escombros todavía están en las escuelas y eso es un problema”, dijo Keleher a preguntas de la prensa.

Keleher y la presidenta de la Asociación de Maestros (AMPR),Aida Díaz hablaron sobre los problemas que confrontan con algunos empleados de confianza de la dependencia pública.

Cuestionada sobre sus empleados de confianza, Keleher contestó que la mayoría de ellos le fueron asignados.

“Con algunos sí y con otros no”, contestó Keleher cuando se le preguntó si estaba complacida con el trabajo de sus cuadro de confianza.

“Hubiera sido mejor si yo hubiera podido traer de los Estados Unidos gente con la experiencia que tengo yo para transformar el sistema, pero no fue así”, añadió la funcionaria.

Mencionó ademas que la ley no le permite despedir fácilmente a un director de región, con el cual ella no está conforme. No obstante, aseguró que su objetivo es lograr que esos empleados de confianza puedan adaptarse a sus planes de reforma.

“Hay algunos que dan la milla extra y otros que si están de botar”, expuso por su parte Aida Díaz.

Según la presidenta de la AMPR, existen además algunos directores de escuela que interpretan la Orden Ejecutiva del gobernador que eliminó los convenios colectivos durante la emergencia para maltratar a los maestros.

“Es que algunos directores se están aprovechando de eso y están diciendo que como no hay convenio, los maestros tienen que hacer lo que ellos dicen. Por ejemplo, pretenden que estemos de 8 a 3 cuando no hay agua ni luz y algunos empezaron a dar clases de manera regular. Aquí hay algunos que quieren hacer lo que les da la gana”, expresó Díaz.

A esos fines, le remitió una carta al gobernador Ricardo Rosselló Nevares en la que solicitó una reunión en la que puedan aclarar el alcance de la Orden Ejecutiva.

Keleher y Díaz acordaron en una reunión que el Cuerpo de Ingenieros revise la infraestructura de las escuelas y determinar si son aptas para dar clases. También,  la AMPR enviará a unas personas que harán una inspección de las facilidades.

“Para nosotros es importante que en las escuelas haya agua, no solamente para que se puedan bajar los baños, sino también para que los estudiantes puedan tomar agua. Queremos que los maestros tengan guantes y cloro para limpiar esas escuelas. Solicitamos también horarios flexibles, ya que habrán escuelas que recibirán estudiantes de otras y necesitamos poderlos acomodar. Y lo más importante es que nadie puede pretender en este momento que estemos de 8 a 3 o de 8 a 5. Esa decisión no se está ni considerando”, apuntó Díaz, quien añadió que en todo caso, extender el horario se haría a partir del mes de enero.

Hasta el momento, el horario acordado entre Keleher y Díaz es de 8 de la mañana a doce del mediodía.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.