Brigadas de la Guardia Nacional Aérea de PR, Wisconsin el Illinois trabajaron para restablecer sistema de comunicaciones del aeropuerto LMM

SAN JUAN -Efectivos de la Guardia Nacional Aérea, de Puerto Rico, Illinois y Wisconsin, ayudaron a los empleados de la Agencia federal de Aviación (FAA), a reparar los sistemas de navegación para el tráfico aéreo, que fueron afectados por el huracán María.

“Tuvimos que trabajar con múltiples soluciones para cada reto. Tratábamos una cosa y no funcionada. Empezábamos a trabajar y nos dábamos cuenta que llegaba una mejor idea y cambiábamos” dijo el capitán de la Fuerza Aérea, Jeff Rutkowski.

“Estábamos ante un escenario en donde muchas cosas se dañaron. Realmente hubo que ser creativos”, añadió.

“Nosotros teníamos un hoyo gigante en el cielo de Puerto Rico. Era un gran hoyo en la autopista del cielo. Teníamos que arreglar ese hoyo para que llegara la ayuda a Puerto Rico”, expuso por su parte, el teniente José Arroyo-Cruz.

Se explicó que el huracán María destruyó uno de los principales generadores que la FAA utiliza para energizar el centro de control, el cual dirige el tráfico aéreo  por la isla.

“Ahora tenemos redundancia en la energía, gracias a la ayuda de la Guardia Nacional Aérea”, expresó Edward Tirado, gerente de operaciones de la FAA en Puerto Rico.

La situación solo permitía que llegaran 6 vuelos por hora, para evitar un problema de seguridad en los vuelos. En circunstancias normales, el Aeropuerto Internacional Luis Muñoz Marín maneja 45 vuelos por hora.

Con la ayuda de la Brigada de comunicaciones de la Guardia Nacional Aérea de Illinois, se energizó las oficinas de tráfico aéreo y la rampa de operaciones de la Base Aérea Muñiz.

Entretanto, la Unidad de Wisconsin ayudó con las facilidades de la FAA.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.