Publicidad

Publicidad

Publicidad

Foto

Texto

Ayuda la Cámara de Representantes a convertir en realidad el sueño de Rosa Lydia Vélez

EL CAPITOLIO-El presidente de la Cámara de Representantes, Carlos ‘Johnny’ Méndez Núñez, junto al administrador de la Oficina para el Desarrollo Socioeconómico y Comunitario (ODSEC), Jesús Vélez Vargas, hicieron entrega el viernes, de una ayuda económica a Rosa Lydia Vélez Figueroa para comenzar los trabajos de rehabilitación del antiguo Centro de Detención de Jóvenes Transgresores Guailí en Guaynabo, el cual será transformado en el primer centro de servicios integrados para personas con necesidades especiales sobre los 21 años.

“Estamos comprometidos con la fundación Rosa Lydia Defensora Pro-Impedidos, Inc. y su misión de convertir el antiguo centro de detención de menores Guailí en un lugar donde los jóvenes de 21 años o más puedan recibir servicios educativos y terapéuticos en un ambiente seguro y estable. Ese es el compromiso de esta Cámara de Representantes y lo vamos a cumplir, asignando fondos y recursos. Por eso estamos haciendo esta, una primera aportación para que se inicien, de manera expedita, los trabajos de restauración. Esta es la primera asignación de varias que se van a estar anunciando en los meses venideros”, señaló Méndez Núñez en declaraciones escritas.

“Quiero darle las gracias al presidente de la Cámara, así como a (José) Aponte por esta ayuda. También al administrador (Vélez Vargas) por el compromiso mostrado hacia este concepto tan necesario. Necesitamos un lugar para que los jóvenes adultos puedan recibir servicios de terapias y talleres educativos para continuar con su desarrollo. Por eso hemos estado insistiendo en la necesidad de abrir un centro y ahora tenemos el lugar en Guailí. Con esta aportación comenzaremos a trabajar en el mismo”, dijo Vélez Figueroa.

El administrador de ODSEC entregó un cheque a Vélez Figueroa por la cantidad de 6 mil dólares como aportación inicial. El representante José Aponte Hernández, quien participó de la actividad, hará un pareo con una reasignación de fondos, lo que totaliza unos 12 mil dólares, para la primera fase del proyecto.

“Puerto Rico necesita este proyecto. Rosa Lydia ha estado luchando por años para convertir en realidad este centro, el cual buscar llenar una necesidad de servicios que tiene esta población, la cual, después de los 21 años, generalmente no recibe los servicios de manera estructurada, pues dejan de ser parte del sistema de enseñanza pública. Por eso es tan importante tener operando esta facilidad”, Aponte Hernández.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.