Publicidad

Publicidad

Publicidad

Foto

Texto

Asesinan a tres sujetos en Río Piedras

SAN JUAN  – La Policía investiga tres muertes violentas ocurridas en hechos separados en las últimas horas en Río Piedras en San Juan.

De acuerdo con el parte policiaco, el asesinato más reciente se reportó a las 6:17 de la madrugada del viernes en la calle Viñatel frente al centro comercial 4 en Río Piedras.

Según se informó preliminarmente, una llamada a través del Sistema de Rmergencias 9-1-1 alertó a la Policía de un herido de bala. Al llegar los agentes localizaron el cuerpo de un hombre con impactos de bala.  Al momento se desconoce la identidad del occiso.

Agentes adscritos a la División de Homicidios del Cuerpo de Investigaciones Criminales (CIC) de San Juan junto al fiscal de turno acudieron al lugar.

Otro de los crímenes ocurrió a eso de las 11:50 de la noche del jueves en el residencial La Rosa detrás del edificio A-2 en Río Piedras.

Según se informó preliminarmente, una llamada a través del Sistema de Emergencias 9-1-1 alertó a la Policía de un herido de bala. Al llegar los agentes localizaron el cuerpo de Wilfredo Casillas de aproximadamente 30 años.

Las autoridades detalló que el occiso presentaba múltiples impactos de bala en diferentes partes del cuerpo y fue identificado por un amigo en la escena. Casillas en su mano derecha tenía empuñada una pistola Glock modelo 23 calibre .40 cargada con 13 municiones y un cargador con 15 municiones calibre .40. Además, en la escena se ocupó una bala .223 y un casquillo .223.

El agente Santiago adscrito a la División de Homicidios del CIC de San Juan junto al fiscal Dwight Santiago se hicieron cargo de la investigación.

Más temprano, a eso de las 8:51 de la noche del jueves en la calle Treviso, intersección con la calle Siracusa en Río Piedras. Las autoridades fueron alertadas de detonaciones en el lugar, donde encontraron el cuerpo de hombre con varios balazos.

El occiso no fue identificado y fue descrito como de tez trigueña, cabello lacio corto, ojos marrones, 160 libras de peso, cinco pies con ocho pulgadas de estatura. Vestía una camisa negra, pantalón mahón largo negro y calzado deportivo negro.

El agente Luis Cordero adscrito a la División de Homicidios del CIC de San Juan junto al fiscal José Morales se hicieron cargo de la investigación.

 

 

 

 

 

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.