Publicidad

Publicidad

Publicidad

Foto

Texto

AMPR reclama transparencia en decisión de cerrar escuelas

SAN JUAN – La presidenta de la Asociación de Maestros de Puerto Rico,  Aida Díaz y el profesor Ángel Javier Pérez, miembro del Comité Ejecutivo de la Local Sindical de la organización, emplazaron al Cuerpo de Ingenieros y la entidad que otorgó los contratos para inspeccionar las escuelas, a que den a conocer dichos contratos y que publiquen los criterios que están utilizando para decidir cerrar escuelas públicas.

“El magisterio y los padres de nuestros estudiantes necesitan saber la razón por la cual el Cuerpo de Ingenieros está cerrando sus escuelas. Este proceso tiene que ser completamente transparente. En el pasado, cuando el Departamento de Educación (DE) ha cerrado escuelas, los criterios se han hecho públicos, permitiéndonos defender a las comunidades escolares. Es necesario presentar de inmediato, cuáles son los criterios que están utilizando”, emplazó  Díaz en declaraciones escritas.

Reclamó además que el contrato que se le otorgó a CSA Group se publique.

“ Si es para inspeccionar escuelas, hay que recordar que esta compañía, construyen escuelas, lo que podría ser un conflicto de intereses. Nos preguntamos si CSA Group es la misma compañía que recibió contratos millonarios para construir las escuelas llamadas Siglo 21, con fondos ARRA. Necesitamos saber si CSA Group es la misma compañía que remodeló la Escuela Gilberto Concepción de Gracia de Carolina, la misma que ahora no permiten abrir porque tiene filtraciones”, sentenció.

De otra parte, Ángel Javier Pérez, quien es maestro de educación física y líder de la Unión, pidió urgencia en las labores.

 

“Desde el 26 de septiembre, la mayoría de los maestros hemos estado trabajando, dejando a un lado la docencia para hacer lo necesario por nuestras escuelas. Hemos removido escombros, cortado árboles y en muchas ocasiones, somos los primeros que llegamos a brindar ayuda a nuestros estudiantes y a sus familias. Cada vez que se cierra una escuela se pone en riesgo una comunidad. El vínculo que se crea entre una escuela y su comunidad, tiene raíces profundas. Cerrarlas sin justificación, es un crimen contra todos. Igual que hemos estado haciendo durante el estado de emergencia, seguiremos contribuyendo para que se abran de inmediato las escuelas”, sentenció Pérez.

Díaz y Pérez reclamaron que se le permita al Colegio de Ingenieros participar de la inspección de las escuelas para agilizar el proceso y que se establezca una fecha límite para realizar el trabajo total.

“Aquí hay ingenieros de más, listos para dar la mano en la tarea de inspección, pero hay que poner fecha límite para terminar el trabajo. Hay que abrir las escuelas, ya”, concluyeron.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.