Agreden agente y le roban sensor de alcohol y otras herramientas de trabajo

RÍO GRANDE – Un agente de la Policía fue víctima de agresión en un robo ocurrido cerca de la 1:40 de la madrugada del jueves en una gasolinera la carretera PR-3 kilómetro 25.4 en Río Grande.

Según el informe policiaco, Abner Pérez Rivera se encontraba en su vehículo, cuando tres individuos se acercaron y uno de ellos le dio un puño en el rostro y al tratar de defenderse los otros dos individuos lo agredieron a patadas en diferentes partes del cuerpo.

Las autoridades indicaron que el sujeto fue lanzando al suelo y que uno de los individuos al percatarse que la víctima era un agente, gritó: “es guardia”, y se marcharon del lugar en un vehículo pequeño color gris.

Entretanto, la Uniformada informó que los ladrones lograron robarle al agente un teléfono celular Samsung Galaxy Note 5 color negro valorado en 600 dólares, el “Alcohol Sensor” y certificaciones de radar y alcohol pertenecientes a la Policía de Puerto Rico.

Pérez Rivera se encuentra estable, mientras que agentes adscritos al Cuerpo de Investigación Criminal (CIC) continúan con la investigación.

De otra parte, la Uniformada reportó un escalamiento a eso de las 3:00 de la tarde del miércoles en una gasolinera en la carretera PR-1 kilómetro 40.8 en Caguas. Desconocidos causaron daños a la puerta de aluminio y la pared de concreto y se robaron una impresora de gasolina, una consola de gasolina, un cajero automático, una batería “back-up”, un monitor de computadora y cablería. La propiedad hurtada no fue valorada.

Entretanto, cerca de las 2:00 de la madrugada del jueves se reportó otro escalamiento en un negocio en la carretera PR-173 kilómetro 20.1 del Barrio Sumidero en Aguas Buenas. Desconocidos rompieron la cadena y el candado de la puerta principal y se llevaron 10 cajas de Coca-Cola, una sierra de cadena, un taladro y una pulidora. La propiedad hurtada fue valorada en 330 dólares.

Mientras tanto, cerca de la 1:47 de la tarde del jueves se reportó un escalamiento en el concesionario Magic Auto en la carretera PR-14 en Ponce. Miguel Hernández alegó que los ladrones rompieron los cristales de un Jeep Cherokee del 2014 y de un Toyota Camry del 2014 y se apropiaron de los radios con el sistema de navegación. La propiedad fue valorada en 5,000 dólares.

Las autoridades continúan investigando estos casos.

Deje un comentario