Una vez completado el plan para distribuir combustible, el enfoque será las telecomunicaciones, dice fiscal federal

SAN JUAN – La fiscal federal Rosa Emilia Rodríguez Vélez dijo el martes que una vez se estableció el plan para la distribución de combustible en Puerto Rico, la prioridad será atender a las empresas de las telecomunicaciones.

“Le vamos a dar seguridad. Todas las empresas de telecomunicaciones se han unido. No va a haber competencia Van a haber una sola compañía de telecomunicaciones.  Ellos van a compartir sus equipos. Nosotros lo que vamos es a garantizarle la seguridad”, dijo Rodríguez Vélez a preguntas de la prensa.

En cuanto al suministro de combustible, la fiscal federal entiende que la situación está en vias de normalizarse.

“Le estamos dando seguridad, le estamos dando logística. Ahora estamos muy encaminados con un sinnúmero de agentes federales dándole protección. Tuvimos una reunión con los mayoristas de gasolina y le estamos dando garantías de seguridad para que se pueda llevar la comida al pueblo”, dijo la fiscal a preguntas de la prensa.

“Yo lo que estoy tratando es de que cada día venga más gente, que cada día haya más equipo pesado. Conseguimos camiones, que era una cosa que no había. El secretario de Estado (Luis Gerardo Rivera Marín) hizo unos arreglos para que conseguir camiones adicionales, para transportar el diesel”, añadió.

La fiscal federal, quien asumió la logística de la transportación del combustible explicó que hubo una avería grande en la terminal grande de diesel de la empresa PUMA en Guaynabo. El punto de conexión entre el terminal y la barcaza sufrió daños. Personal del Departamento de Transportación y Obras Publicas y la empresa trabajaron de madrugada para que el martes el terminal quedara funcional.

“Yo lo que le quiero exhortar a la gente a que tenga calma y paciencia. Estamos trabajando 24/7. Esto nunca lo habíamos visto y vamos a tener que aprender una vida nueva de hoy en adelante”, expresó.

Rodriguez Velez visitó con el gobernador Ricardo Roselló Nevares el centro de distribución de la empresa PUMA, para inspeccionar la salida de camiones con combustible.

En cuanto a la empresa Total, en declaraciones escritas Pierre Emmanuel Bredin, gerente general de la empresa, expresó que el horario de distribución será de 24 horas.

 

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.