Presidente de EEUU autoriza declaración de emergencia para Puerto Rico

Con esta declaración, Puerto Rico tendrá mejor capacidad de acceso a fondos de emergencia, expuso el primer ejecutivo.

“Agradezco al señor presidente por atender esta solicitud en este momento tan crítico para Puerto Rico”, dijo el gobernador en conferencia de prensa.

Previo a informar que la solicitud fue aceptada, Rosselló Nevares advirtió que la Guardia Nacional y la Policía de Puerto Rico comenzarán a desalojar las áreas inundables en las zonas desde Dorado hasta Fajardo.

“Aquí lo importante es salvar vidas. De reconocer de que esto es un evento que nunca habíamos enfrentado”, añadió.

Rosselló Nevares aseguró que las personas que rehúsen moverse a un refugio o a la casa de un familiar, se les aplicará la ley 211 de desalojo de 1999.

El primer ejecutivo solicitó la ayuda de los alcaldes para que colaboren con el proceso de los desalojos.

El secretario de Seguridad Pública, Héctor Pesquera, explicó que espera no tener que imponer dicha ley en vigor y que una vez las personas vean a los efectivos de la Guardia Nacional y la Policía voluntariamente decidan salir de los lugares.

La ley, además del desalojo, impone hasta 500 dólares de multa a la persona que se entienda no coopera en el desalojo.

Hasta el momento, hay 160 refugios activados de los 456 disponibles.

 

 

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.