Mueren seis ancianos en Florida en un asilo que Irma dejó sin aire acondicionado

Las víctimas sufrieron problemas respiratorios. Otros 115 residentes han sido evacuados

Seis ancianos han muerto este miércoles en un asilo de la ciudad de Hollywood (150.000 personas), en el área metropolitana de Miami. El centro Hollywood Hills Nursing Home se había quedado sin energía eléctrica el domingo al paso del huracán Irma. La policía investiga si la tragedia se debió a altas temperaturas dentro del centro o a una intoxicación por monóxido de carbono liberado por un generador. Tres de las víctimas murieron en las instalaciones. Otras tres en un hospital. Con estas seis muertes el efecto del ciclón ya ha dejado 18 víctimas en Florida.

Policías y bomberos han acudido a la residencia y han sido evacuados 115 ancianos. Algunos –según ha dicho un policía a El Nuevo Herald sin precisar cuántos– han sido hospitalizados en estado crítico. El agente avanzó que la primera hipótesis que manejan sobre la causa del “evento desafortunado” es la falta de aire acondicionado aunque señaló que se ha abierto una investigación criminal. La policía está visitando otros asilos de la zona para comprobar que los residentes no están en peligro.

El asilo Hollywood Hills había tenido malos resultados en distintas inspecciones, según el Miami Herald. El organismo de Florida que vela por las buenas condiciones de los centros de salud lo tiene catalogado como un establecimiento “bastante por debajo de la media”. La residencia es propiedad de la firma hospitalaria Larkin, que en 2006 pagó 15 millones de multa por un fraude. Larkin compró el asilo en 2015 en una subasta. El anterior dueño había ido a prisión timar a la seguridad social.

Irma golpeó el sur de Florida el domingo dejando a más de seis millones de personas sin energía eléctrica, aunque el sistema se está recuperando poco a poco y la cifra se ha reducido a tres millones y medio. Septiembre es uno de los meses más calurosos del año en la región, con temperaturas superiores a los 30 grados centígrados y mucha humedad. Los días posteriores al huracán han sido muy bochornosos y han obligado a la gente a soportar durante horas o días en sus casas duras condiciones sin aire acondicionado.

Deje un comentario