La expectativa es que nadie en Puerto Rico tendrá energía eléctrica, anticipa el gobernador con paso de María

CAGUAS  – El gobernador Ricardo Rosselló Nevares anticipó el lunes que el efecto del huracán María será devastador para todo Puerto Rico y sobre todo para la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE).

“Lo que no se puede mitigar es el impacto de un huracán categoría 3 o 4  en una infraestructura débil. ¿Cuál es la expectativa?  Que aquí no va a haber luz. Aquí no va a haber energía. Si esto pasa con la fuerza que se proyecta que va a pasar, se van a recibir cantazos grandes y devastadores a nuestra infraestructura”, dijo el gobernador en conferencia de prensa.

Por su parte, el director ejecutivo de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE), Ricardo Ramos habló sobre los planes de mitigación previo a la llegada del fenómeno atmosférico.

“Estamos rellenando todos nuestros tanques de combustible para la producción de energía en todas nuestras plantas. Estamos recogiendo escombros, continuamos con el desganche, estamos bajando los niveles de nuestras represas. Hoy los helicópteros están volando nuevamente sobre las líneas de transmisión para tratar de identificar cualquier punto que podamos corregir entre hoy y mañana y las brigadas están conformando de nuevo los equipos. Estamos revisando el plan que implementamos, identificando las mejorías que se pueden hacer de acuerdo a la experiencia pasada”, expuso Ramos.

Entretanto, el director de Puerto Rico y el Caribe de la Agencia federal de Manejo de Emergencias (FEMA por sus siglas en ingles), Alejandro de la Campa mencionó que el plan para traer brigadas externas a la Isla está activo.

“Debido a la categoría de este huracán, vamos a traer equipo adicional. Vamos a traer un equipo de FEMA  que es experto en eventos catastróficos para que nos ayude a agilizar lo que concierne a las misiones que le vamos a dar al Departamento de la Defensa. Vamos a traer helicópteros y buques adicionales. A la Autoridad de Energía Eléctrica le vamos a dar apoyo y ya las brigadas que van a venir de Estados Unidos están en alerta, listos para poder traerlos una vez pase la tormenta. Para agilizar el proceso, los vamos a traer en aviones militares de carga para que puedan venir con sus camiones y con su equipo. Si esto nos ataca como se prevé de forma catastrófica, tenemos que traerlos lo antes posible”, expuso De la Campa.

Del mismo modo, Rosselló Nevares  mencionó que le envió en la noche del domingo la solicitud de declaración de emergencia al presidente de Estados Unidos, Donald John Trump.

Asimismo, serán rigurosos con el desalojo de las áreas inundables, sobre todo en la comunidad Playita en Salinas, Juana Matos en Cataño, Barrio Islote de Arecibo y Amelia en Cataño. “Las áreas de inundaciones hay que desalojarlas, de lo contrario van a morir. No sé como más claro decirlo”, sentenció por su parte el secretario del Departamento de Seguridad Pública, Héctor Pesquera.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.