Publicidad

Publicidad

Publicidad

Foto

Texto

La Autoridad de Energía Eléctrica no verá un ahorro por el transporte temporero de combustible en barcos con bandera internacional

POR  (CENTRO DE PERIODISMO INVESTIGATIVO CPI)

CPI – La extraordinaria temporada de huracanes está poniendo a prueba las leyes que obligan a Puerto Rico a importar su comida y mercancías exclusivamente en embarcaciones estadounidenses. El Departamento de Seguridad Nacional de EE.UU. levantó por siete días las restricciones a las leyes de cabotaje para que se puedan transportar productos derivados de petróleo en barcos de bandera internacional. La agencia busca así atender la necesidad de combustible en los estados y territorios afectados por los huracanes Harvey e Irma, que están amenazando zonas portuarias. Esta exención significa que el gobierno federal reconoce que la dependencia exclusiva en su marina mercante limita la seguridad y la capacidad de recuperación del país durante eventos extremos.

Leer más: Los huracanes ponen en jaque la Ley Jones (Foto)

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.