La Autoridad de Energía Eléctrica no verá un ahorro por el transporte temporero de combustible en barcos con bandera internacional

POR  (CENTRO DE PERIODISMO INVESTIGATIVO CPI)

CPI – La extraordinaria temporada de huracanes está poniendo a prueba las leyes que obligan a Puerto Rico a importar su comida y mercancías exclusivamente en embarcaciones estadounidenses. El Departamento de Seguridad Nacional de EE.UU. levantó por siete días las restricciones a las leyes de cabotaje para que se puedan transportar productos derivados de petróleo en barcos de bandera internacional. La agencia busca así atender la necesidad de combustible en los estados y territorios afectados por los huracanes Harvey e Irma, que están amenazando zonas portuarias. Esta exención significa que el gobierno federal reconoce que la dependencia exclusiva en su marina mercante limita la seguridad y la capacidad de recuperación del país durante eventos extremos.

Leer más: Los huracanes ponen en jaque la Ley Jones (Foto)

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.