Habitantes de Puerto Rico después de perderlo todo: “No hemos perdido nuestra fe”

(CNN) – Los habitantes de partes remotas de Puerto Rico lo perdieron todo, están abandonados y algunos no han podido ni siquiera contactar a sus familias para decirles que sobrevivieron al devastador paso del huracán María, que golpeó a la isla el pasado miércoles.

Además, su provisión de alimentos se está acabando rápidamente.

Gaspar Rodríguez y Doris Vélez, cultivadores de café, le dijeron a Leyla Santiago de CNN que la comida que dejaron se dañó.

“Tú trabajas, trabajas y trabajas y no sirve de nada”, dice Rodríguez, después de perderlo todo.

LEE: Devastación ‘apocalíptica’ en Puerto Rico y poca ayuda a la vista

Vista área del barrio de Cataño, en el municipio del mismo nombre, que quedó completamente inundado tras el paso del huracán María.

Llegar a las áreas rurales es muy difícil por la infraestructura y las vías que quedaron destruidas.

El gobernador de Puerto Rico, Ricardo Roselló, le dijo a CNN que se necesita que llegue mucha más ayuda a la isla para prevenir una crisis humanitaria. El país se quedó sin energía eléctrica y las comunicaciones quedaron cortadas después del paso del huracán María.

Aunque afirma que el presidente Donald Trump y la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés) respondieron “rápidamente” y “apropiadamente”, Roselló dice: “Hay varios desafíos y necesitamos más recursos”. Por eso, le pidió al Congreso un paquete especial de ayuda para Puerto Rico.

Al menos 10 personas murieron por el paso del huracán María en Puerto Rico y casi 1,6 millones se quedaron sin luz, según la FEMA.

MIRA: Puerto Rico se oscureció después del paso del huracán María

Un apartamento se quedó sin pared luego del paso del huracán María en San Juan, la capital de Puerto Rico.

Cerca de la ciudad de Utuado está Rosario Heredia, de 56 años. Es diabética y su casa arroja agua desde cualquier esquina. Quedó completamente inundada. Heredia esperaba que una semana después del desastre, la ayuda hubiera llegado; pero no, todavía no la ha visto.

El paisaje de Puerto Rico ya no es verde. El huracán tumbó miles de árboles, dejando a su paso un desierto. Las vías que no están completamente inundadas, quedaron bloqueadas por escombros.

Pero para los que lo perdieron todo, queda solo una cosa.

“De verdad, somos personas que servimos a Dios”, le dijo a CNN Wilfredo Villegas. “Y sí, estamos tristes porque cuando pierdes cada cosa que tienes, no es fácil recuperar todo eso. Pero no hemos perdido nuestra fe”.

Tuits de Trump sobre Puerto Rico

Trump no había tuiteado ni hecho comentarios públicos sobre la isla destrozada durante varios días, hasta que se pronunció este lunes en la noche.

Su primer tuit comenzó con una referencia a Texas y Florida, que también fueron golpeados por dos huracanes: Harvey e Irma, respectivamente.

“Texas y Florida lo están haciendo bien, pero Puerto Rico, que ya sufría de infraestructura averiada y una deuda masiva, está en serios problemas…”.

Texas & Florida are doing great but Puerto Rico, which was already suffering from broken infrastructure & massive debt, is in deep trouble..

“… Su vieja red eléctrica, que estaba en muy mala forma, quedó devastada. Buena parte de la isla fue destruida, con miles de millones de dólares…”.

…It’s old electrical grid, which was in terrible shape, was devastated. Much of the Island was destroyed, with billions of dollars….

“… que le deben a Wall Street y a los bancos que, tristemente, deben lidiar con eso. La comida, el agua y los medicamentos son las prioridades y están bien. #FEMA”.

…owed to Wall Street and the banks which, sadly, must be dealt with. Food, water and medical are top priorities – and doing well. 

Cuando se le preguntó a Roselló por los tuits de Trump, mencionó que el presidente declaró la situación de emergencia para el territorio autónomo de la mancomunidad y que ha hablado con Trump varias veces.

“Muchas de esas cosas son verdad”, dijo el gobernador. “La infraestructura estaba colapsada, la red eléctrica era vieja y no estaba bien mantenida. Ahora este es un problema logístico y de ejecución y de hacerlo de forma segura y adecuada para que la gente pueda obtener los recursos que necesita”.

Trump prometió viajar a Puerto Rico, como lo hizo tras el paso de los devastadores huracanes en Texas y Florida, pero los funcionarios dicen que el territorio devastado no es capaz de recibir una visita presidencial.

Según la secretaria de prensa de la Casa Blanca Sarah Sanders, el consejero de Seguridad Nacional Tom Bossert y el director de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés) Brock Long viajaron a Puerto Rico.

“La respuesta federal ha sido todo menos lenta”, dijo Sanders. “Ha habido un esfuerzo sin precedentes a través de miles de millones de dólares en asistencia federal”

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.