Gobernador defiende labor de la AEE ante críticas de representantes del PNP

SAN JUAN – El gobernador Ricardo Rosselló Nevares defendió el domingo a la gerencia y a los empleados de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) de las críticas hechas por los representantes del Partido Nuevo Progresista de San Juan y Guaynabo, quienes le dieron nota de “D” a las labores de restablecimiento de servicio.

“Yo estoy bien satisfecho con el trabajo del director ejecutivo, pero sobretodo, de los servidores públicos de energía eléctrica. Los que quieren darle una D a empleados que están trepados, dando horas extra, que algunos, producto del cansancio, han tenido percances, pues la verdad que no sé con qué vara lo están midiendo”, dijo el gobernador a preguntas de la prensa.

El gobernador reaccionó a las expresiones de los representantes Antonio Soto, Jorge Navarro, Víctor Parés, Eddie Charbonier y Juan Oscar Morales quienes criticaron a todo el componente de la corporación pública porque van 12 días del paso cercano por Puerto Rico del huracán Irma y en varios sectores del área metropolitana de San Juan, todavía no hay servicio eléctrico.

“Ha habido componentes del estado que se han fajado. Pero la realidad ha sido que lo que ha sido ajeno a esa eficiencia del Estado ha sido la Autoridad de Energía Eléctrica”, expresó el representante Antonio Soto en conferencia de prensa.

“Me gustaría que esos compañeros hablen sobre que hicieron para evitar que el sistema eléctrico que fue deteriorado por más de 10 años, si hicieron algo para evitar eso. Ahora mismo, como comparativa, hoy Florida, que tiene una infraestructura mucho más robusta que la nuestra, está al 90  por ciento. Nosotros estamos al 96 por ciento”, señaló el gobernador, quien de paso le dio una “A” al director ejecutivo de la AEE, Ricardo Ramos y a los empleados de la corporación pública.

En la conferencia de prensa del primer ejecutivo, en la cual se dieron detalles sobre la preparación del Gobierno ante el paso del fenómeno atmosférico llamado María, Ramos mencionó que- al igual que se hizo para el paso del huracán Irma-se solicitó a la Agencia federal de Manejo de Emergencias (FEMA), la activación de brigadas de Estados Unidos para asistir a Puerto Rico.

No obstante, se explicó que la llegada a Puerto Rico de las mismas dependerá de la magnitud del impacto a la infraestructura de María.

“Nosotros lo solicitamos, FEMA los busca y dependiendo de la disponibilidad de tráfico y transportación, entonces llegan”, mencionó Ramos.

En cuanto a las labores que no han culminado de restablecimiento de servicio, el director ejecutivo señaló que las brigadas trabajarán hasta que las condiciones del tiempo lo permitan.

Hasta el momento, queda alrededor de un cuatro por ciento o el equivalente a 50 mil contadores sin servicio. Previo a conocerse el  posible impacto de María a Puerto Rico, Ramos expresó que los trabajos para energizar a estos clientes que faltan se extendería hasta el viernes.

 

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.