Este es el problema más grande en Puerto Rico en este momento

Alrededor del 97% de los 3,4 millones de residentes del estado libre asociado de Estados Unidos aún está en la oscuridad el miércoles, una semana después de que el huracán María golpeara Puerto Rico, dijo el Rosselló. Alrededor de la mitad de los residentes no tienen agua corriente.

Solo 44% de la población no tiene agua potable y 11 de 69 hospitales están sin electricidad ni combustible.

En medio de ese panorama, Rosselló dijo en entrevista con Rafael Romo que ahora mismo “el problema más grande” en la emergencia que dejó el huracán María en la isla es la falta de conductores para repartir la ayuda.

La escasez de conductores y la devastada infraestructura de la isla hacen que sea difícil mover la ayuda a donde más se necesita. Sólo un 20% de los conductores de camiones han vuelto a trabajar desde que el huracán María devastó el país, según un portavoz del gobernador.

Además, la escasez de combustible diesel y un número de carreteras bloqueadas significan que la distribución de suministros es extremadamente difícil. Incluso ponerse en contacto con los conductores es un problema porque las torres de señal celular están todavía sin funcionamiento.

¿Por qué tan pocos vuelos en Puerto Rico?

Rosselló habla de las medidas que se están tomando para liberar el tráfico aéreo en el aeropuerto de San Juan y los retos de operar vuelos luego de que María derribara los radares.

El aeropuerto de San Juan, el más grande de la isla, apenas funciona. Las aerolíneas tienen problemas para imprimir pases de embarque. Los equipos de de la Administración de Seguridad en el Transporte (TSA, por sus siglas en inglés) fue dañado por el huracán, por lo que los controles de seguridad se hacen a mano.

Sólo 10 vuelos comerciales entraron y salieron el martes, y sólo se esperaban 18 el miércoles, según la autoridad aeroportuaria.

Las aerolíneas están entregando alimentos, agua, medicamentos, mantas, cunas, generadores y sangre para la Cruz Roja. Los vuelos de socorro están volando de regreso con tantas personas como puedan caber en el avión, dice United.

Rosselló pide exención de la Ley Jones por emergencia

El gobernador nuevamente pidió una exención temporal de la regulación de la Ley Jones para poder recibir las embarcaciones “con comida, abastecimientos y el combustible” en la isla.

En tanto, el Congreso de Estados Unidos explora vías para que Puerto Rico reciba toda la ayuda necesaria. Las medidas incluyen la posibilidad de suspender esa antigua ley que obstaculiza la recepción de ayuda internacional en la isla.

¿En qué consiste esta ley y qué se está haciendo en Washington para flexibilizarla?

Sin combustible. Sin comida. Sin luz. Los puertorriqueños temen por su futuro

Los puertorriqueños esperan horas en fila para conseguir gas, comida y dinero en efectivo. Las gasolineras y los supermercados están racionando los suministros, mientras los bancos se están quedando sin dinero.

“Ahora mismo estamos en modo de emergencia”, dijo Rosselló el miércoles por la tarde. “Nuestro enfoque no es necesariamente la restauración de energía, la red de energía ha sido destruida… Y tenemos que reconstruirla, no se reconstruye en días”.

Con información de Rafael Romo, Patrick Gillespie, María Santana, Julián Zamora, Nicole Chavez y Holly Yan

 

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.