El gobernador Rick Scott: “Irma tiene potencial para devastar Forida”

El mayor huracán del Atlántico se aproxima a Puerto Rico tras arrasar Barbuda y Saint-Martin y mantiene la región en alerta roja

El huracán Irma, el mayor jamás registrado en el océano Atlántico, con categoría máxima (5), una longitud de unos 200 kilómetros y vientos sostenidos de 297 kilómetros hora, ha barrido esta mañana las islas orientales del Caribe mientras toda la región desde Puerto Rico hasta Florida se mantiene en alerta roja. Irma ha golpeado de madrugada con “extrema violencia” las islas de BarbudaSan Bartolomé y San Martín con inundaciones y vientos fortísimos y destrozando infrastructuras, aunque aún no hay datos precisos de daños materiales o humanos. El gobernador de Florida, Rick Scott, ha dicho esta mañana que se prepararan para una tormenta “con potencial para devastar nuestro estado”. Scott recalcó que Irma “es más grande, más fuerte y más rápida que Andrew” en referencia al huracán de 1992, el más dañino en la historia reciente de la península de Florida.

Las proyecciones del Centro Nacional de Huracanes de EE UU indican que Irma pasará este miércoles por el norte de Puerto Rico –sin impactar contra esta isla de lleno pero afectándola lateralmente–. El jueves podría afectar indirectamente a República Dominicana y a Haití y el viernes a Cuba. Todo apunta a que el fin de semana el demesurado huracán llegará a Florida. El ciclón avanza a 22 kilómetros por hora, su longitud es de unos 200 kilómetros y el radio de impacto de sus rachas de aire desde el núcleo de la tomenta, 75 kilómetros.

Irma se cierne sobre el Caribe días después del paso del huracán Harvey por Texas, que dejó al menos 60 muertos y daños materiales en torno a los 200.000 millones de dólares con inundaciones de un calibre nunca visto en la zona. El presidente de EE UU, Donald Trump, escribió esta mañana en Twitter que su equipo supervisa de cerca la situación y concluyó: “¡Parece ser que es el mayor huracán nunca registrado en el Atlántico!”.

Las predicciones indican que el huracán irá recorriendo el Caribe en dirección noroeste y que el viernes pasará entre Bahamas y Cuba. El rumbo que tome a partir de ahí es todavía impreciso, aunque los modelos predictivos muestran ya una clara tendencia a que entre a EE UU por el sur de Florida, barriendo los turísticos cayos –donde las autoridades han ordenado a los turistas que empiezan a evacuar la zona el miércoles por la mañana– y la zona metropolitana de Miami.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.