Destrucción en Los Cabos por paso de Lidia

México, (EFE).- La cifra de muertes en México por el paso de la tormenta tropical Lidia, que recorre la península de Baja California dejando inundaciones y daños en infraestructura, subió a siete, informaron hoy medios locales.

El diario Milenio, citando fuentes de la Procuraduría General de Justicia del Estado de Baja California Sur, indicó que entre los siete muertos hay dos menores de edad. Además, hay una persona desaparecida.

El Sistema Nacional de Protección Civil ya retiró la alerta roja, que implica peligro máximo, para Baja California Sur, aunque mantiene la naranja, de peligro alto, en el norte y centro de ese estado del noroeste del país, así como para la costa central de Sonora y el sur de Baja California.

Según el último boletín emitido por el Servicio Meteorológico Nacional (SMN), Lidia se ubica a 50 kilómetros al oeste de San José de las Palomas, Baja California, y a 110 kilómetros al norte de Punta Eugenia, Baja California Sur.

Se desplaza al noroeste a 19 kilómetros por hora y en las próximas horas saldrá de la península de Baja California, tras lo cual se degradará a depresión tropical.

Lidia genera vientos máximos sostenidos de 65 kilómetros por hora y rachas de hasta 85 kilómetros por hora.

El secretario general de Gobierno de Baja California Sur, Álvaro de la Peña, dijo en una conferencia de prensa que Los Cabos es el municipio que presenta mayores daños materiales debido al fenómeno. Actualmente, 4.200 habitantes de la zona se mantienen en albergues, 3.300 en Los Cabos y 900 en el municipio de La Paz.

Por otra parte, la infraestructura turística no fue dañada y el aeropuerto ya opera al 100 % desde la mañana, y hoy acogerá un total de 52 vuelos, nacionales e internacionales, detalló a Efe Rodrigo Esponda, director del Fideicomiso de Turismo de Los Cabos.

Advirtió que algunos tramos carreteros del municipio permanecen embarrados o afectados por los deslaves, por lo que recomendó conducir con precaución.

En el momento en el que pasó la tormenta, los alojamientos turísticos de Los Cabos estaban al 50 % de su capacidad, con poco más de 20.000 personas.

Los turistas “no se vieron afectados en el sentido de que no tuvieron que ser desalojados ni llevados a ningún albergue”, dijo Esponda.

El presidente de México, Enrique Peña Nieto, envió hoy condolencias a los familiares de las víctimas mortales y anunció que visitará la zona en las próximas horas, antes de partir hacia China, donde participará en el Foro de Negocios BRICS 2017.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.