DACO

SAN JUAN  – El secretario del Departamento de Asuntos del Consumidor (DACO), Michael Pierluisi Rojo, emitió el viernes, una extensión a la orden de congelación de márgenes de ganancias en la venta de gasolina, gas licuado y diésel.

“Puerto Rico no produce petróleo ni cuenta actualmente con refinerías, por lo que los mayoristas importadores de gasolina, diésel y gas licuado compran a precios cotizados en el mercado internacional. Las órdenes emitidas por DACO buscan garantizar que ninguna emergencia será utilizada en perjuicio del consumidor”, expresó el secretario en declaraciones escritas.

La orden se extendió hasta el 14 de septiembre, 10 días adicionales al término original.

“El pasado 25 de agosto de 2017, el Departamento emitió, como medida preventiva– la Orden 2017-002– para regular los márgenes de ganancia en la venta de gasolina, gas licuado y diésel en Puerto Rico ante el impacto de Huracán Harvey en suelo del Estado de Texas. La Orden tuvo el propósito de evitar la especulación y proteger a los consumidores en Puerto Rico de alzas injustificadas en los precios de los productos mencionados”, establece la extensión de la orden emitida en la tarde de hoy.

“El impacto del huracán Harvey causó una interrupción en la producción y refinación de petróleo en la región del Golfo de México, lo que a su vez provocó un alza repentina en los precios de la gasolina. Al día de hoy, múltiples refinerías se encuentran cerradas y los precios continúan con una tendencia alcista”, agrega.

El secretario del DACO explicó que el aumento acumulado del precio de la gasolina en los mercados de referencia desde el 25 de agosto de 2017 es de alrededor de unos 44 centavos por galón.

El nuevo término podrá ser modificado de acuerdo a los desarrollos en el mercado. Cualquier violación enfrentará sanciones administrativas y penalidades ascendentes hasta 10,000 dólares por cada violación.

“Exhorto a todos los consumidores a estar pendiente a los precios, a consultar las recomendaciones que ofrecemos en nuestra página web- daco.gobierno.pr- y a reportar cualquier práctica que entienda que va contra el cumplimiento de esta orden”, dijo Pierluisi.

Secretario del DACO extiende vigencia de la orden de congelación de márgenes de ganancias en venta de gasolina

SAN JUAN ( – El secretario del Departamento de Asuntos del Consumidor (DACO), Michael Pierluisi Rojo, emitió el viernes, una extensión a la orden de congelación de márgenes de ganancias en la venta de gasolina, gas licuado y diésel.

“Puerto Rico no produce petróleo ni cuenta actualmente con refinerías, por lo que los mayoristas importadores de gasolina, diésel y gas licuado compran a precios cotizados en el mercado internacional. Las órdenes emitidas por DACO buscan garantizar que ninguna emergencia será utilizada en perjuicio del consumidor”, expresó el secretario en declaraciones escritas.

La orden se extendió hasta el 14 de septiembre, 10 días adicionales al término original.

“El pasado 25 de agosto de 2017, el Departamento emitió, como medida preventiva– la Orden 2017-002– para regular los márgenes de ganancia en la venta de gasolina, gas licuado y diésel en Puerto Rico ante el impacto de Huracán Harvey en suelo del Estado de Texas. La Orden tuvo el propósito de evitar la especulación y proteger a los consumidores en Puerto Rico de alzas injustificadas en los precios de los productos mencionados”, establece la extensión de la orden emitida en la tarde de hoy.

“El impacto del huracán Harvey causó una interrupción en la producción y refinación de petróleo en la región del Golfo de México, lo que a su vez provocó un alza repentina en los precios de la gasolina. Al día de hoy, múltiples refinerías se encuentran cerradas y los precios continúan con una tendencia alcista”, agrega.

El secretario del DACO explicó que el aumento acumulado del precio de la gasolina en los mercados de referencia desde el 25 de agosto de 2017 es de alrededor de unos 44 centavos por galón.

El nuevo término podrá ser modificado de acuerdo a los desarrollos en el mercado. Cualquier violación enfrentará sanciones administrativas y penalidades ascendentes hasta 10,000 dólares por cada violación.

“Exhorto a todos los consumidores a estar pendiente a los precios, a consultar las recomendaciones que ofrecemos en nuestra página web- daco.gobierno.pr- y a reportar cualquier práctica que entienda que va contra el cumplimiento de esta orden”, dijo Pierluisi.

 

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.