Buscan que el gobierno federal asuma jurisdicción en casos de asesinato de policías, agentes municipales, guardias correccionales y miembros de la Guardia Nacional

EL CAPITOLIO – El representante José Aponte Hernández informó el sábado sobre la radicación de una medida que busca que el gobierno federal asuma jurisdicción inmediata en los casos de asesinato de un agente del orden público estatal o municipal, un oficial correccional o un miembro de la Guardia Nacional activados en funciones estatales.

Se trata de la Resolución Concurrente de la Cámara 4, aprobada por dicho cuerpo legislativo el pasado mes de febrero, y la cual se encuentra actualmente en el Senado para su evaluación.

De acuerdo con la Exposición de Motivos de la medida, “aunque ciertos casos de actos cometidos contra agentes del orden público pueden ser tramitados bajo la jurisdicción federal, es necesario que el gobierno federal asuma responsabilidad en todo asesinato de estos servidores públicos cuando están en el cumplimiento del deber. Otros servidores públicos que se encuentran en la misma situación son los oficiales correccionales en funciones y los miembros de la Guardia Nacional activados para participar en funciones de seguridad pública estatal. La tramitación de estos casos a nivel federal permitirá mayor agilidad y recursos en la investigación y procesamiento de los mismos. Por ello, esta Asamblea Legislativa estima pertinente solicitar al Congreso de los Estados Unidos de América la legislación antes mencionada”.

El expresidente de la Cámara, agregó que “en cualquier sociedad los agentes del orden público son un grupo de servidores cuyo desempeño es más sacrificado que el de otros, porque no se trata solamente del trabajo que realizan, sino el riesgo que el mismo representa para ellos. Estos son los encargados de mantener el orden y velar por la seguridad de los ciudadanos, arriesgando sus vidas por proteger la nuestra. El sacrificio que realizan no solo les afecta a ellos, sino también a sus familias”.

De acuerdo al legislador, el asesinato de uno de estos oficiales impacta no solo su familia sino también la sociedad, porque menos personas están dispuestas a efectuar dichas labores.

 

Deje un comentario