SAN JUAN – El personal del Municipio de San Juan podrán recibir el Bono de Navidad de 700 dólares, luego de que la Legislatura Municipal lo aprobara, con el favor de la mayoría popular y votos en contra de la minoría.

“Respeto el tener votos distintos sobre una medida. Cada cual vota según su conciencia. Había varias alternativas para votar sobre esta medida: votarle en contra, y hacer un voto explicativo de que no es suficiente dinero y esa es la opción que ha tomado la minoría”, sostuvo el presidente, Marco Antonio Rigau.

El exrepresentante a la Cámara mencionó que el Municipio no ha reducido la jornada laboral, como varios municipios; ha mantenido los servicios esenciales, y que en la página del Contralor tiene registrado un superávit.

Y reclamó que “a este municipio, el Banco Gubernamental de Fomento (BGF) le ha quitado por no decir robado 190 millones de dólares. Este municipio mantiene la sindicación de los empleados públicos, el único sitio en Puerto Rico es este municipio”.

Rigau indicó que el municipio va a pagar el bono con fondos municipales. Que la concesión del Bono de Navidad para el año fiscal 2017-2018, dispuesto en esta ordenanza, no aplicará a la alcaldesa, a la administradora de la ciudad, al vicealcalde, ni a los legisladores municipales del Municipio autónomo de San Juan.

“¿Qué quisiéramos fuera más? Sí. Este municipio ha hecho de tripas corazones para pagar ese bono a seis mil quinientos empleados. Y en esta legislatura municipal hay empleados de todas las ideologías políticas. De todas, contratados por mí; de otras ideologías políticas que no son del partido del cual yo soy miembro. Respeto a las compañeras de minoría, pero mis queridas amigas, están equivocadas”, concluyó Rigau.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.