“Yo no vengo con sed de venganza”, dice alcalde electo de Guaynabo

GUAYNABO – El alcalde electo de Guaynabo, Ángel Pérez Otero, llegó en horas de la mañana del lunes a la Casa Alcaldía para comenzar el proceso de transición.

Pérez Otero se reunió en el piso siete del ‘City Hall’ con el alcalde interino Ricardo Dalmau y le presentó al encargado de la transición, licenciado Antonio Pabón.

Dalmau garantizó total apertura y transparencia en el proceso.

“Yo no vengo con agendas ocultas. Yo no vengo a perseguir a nadie. Yo no vengo con sed de venganza. Pero tampoco vengo a encubrir a nadie. La información que salga, se le dará a las autoridades, si hubiese alguna violación de ley”, dijo Pérez Otero a su llegada a la alcaldía.

El alcalde electo fue recibido por empleados del Ayuntamiento.

“Aquí la plantilla del municipio, los empleados son de excelencia. Y en gran medida, el éxito en el servicio se lo debemos a los empleados. Así que si los directores se fueron, debe haber algún interino. Me reuniré con ellos para conocer de primera mano que es lo que está pasando y que es lo que está pendiente”, expresó Pérez Otero en relación a las supuestas renuncias de los jefes de las distintas dependencias municipales como consecuencia del resultado de la elección especial.

El sábado, Pérez Otero se convirtió en el alcalde del municipio de Guaynabo al obtener 10,869 o el 70 por ciento de los votos. Su contrincante, Carmelo Ríos Santiago, recibió 4,667 sufragios, lo que constituye un 30 por ciento. Esto representa el 100 por ciento de los colegios reportados.

Al momento falta el proceso de escrutinio. Como parte del proceso, el alcalde electo tiene que esperar por la certificación que emite la Comisión Estatal de Elecciones, tomar los cursos de la Oficina de Ética Gubernamental y la Oficina del Contralor, para luego juramentar al cargo.

El estimado de Pérez Otero es que todo el trámite culmine en lo que resta de semana.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.