Representante PIP radica medida para proteger patrimonio cultural de Puerto Rico

youtube.com

SAN JUAN  – El representante del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), Denis Márquez Lebrón, anunció el viernes, la radicación del proyecto 1182 que prohibiría mediante ley la enajenación o venta de cualquier obra de arte, objeto, colección o edificación perteneciente al patrimonio cultural del pueblo de Puerto Rico en manos del Gobierno, sus agencias o corporaciones y los municipios.

Explicó que el proyecto, de igual forma, prohibiría al Instituto de Cultura Puertorriqueña (ICP) la venta de toda obra bajo su custodia.

“El Gobierno de Puerto Rico, sus agencias, instrumentalidades, municipios y corporaciones públicas poseen obras de arte, objetos, colecciones o edificaciones pertenecientes al patrimonio cultural de valor importante para el pueblo de Puerto Rico y el proyecto 1182 busca proteger dicho patrimonio cultural. De hecho, en días recientes ha resurgido una preocupación generalizada en cuanto a la posible puesta en venta de la Colección de Arte del Instituto de Cultura Puertorriqueña. Esto a raíz de una solicitud del Gobierno para una tasación de las colecciones que custodia dicha agencia. Aunque reconocemos la precaria situación económica por la que atraviesa el País, esta no puede ser motivo para poner en venta el patrimonio artístico y cultural de nuestro pueblo. Mucho menos cuando esta intentona de venta surge por requerimientos de una Junta de Control Fiscal extranjera que solo busca satisfacer los grandes intereses de los bonistas y acreedores del Gobierno”, expresó Márquez Lebrón en declaraciones escritas.

El abogado independentista detalló que, en el caso de la Colección de Arte del Instituto de Cultura Puertorriqueña, la misma está compuesta por: la Colección de Pintura Puertorriqueña, Escultura Puertorriqueña, Grabado Puertorriqueño e Internacional, Carteles, Artesanías y Arte Popular, Objetos Históricos, Sellos y Monedas, Objetos Decorativos, Mobiliario, Armaduras y Arma y Objetos Arqueológicos.

“La vasta colección que obra en poder del Instituto de Cultura Puertorriqueña es una herramienta invaluable para la preservación y promoción de nuestra cultura e identidad. Por tal razón, debe protegerse como herencia y símbolo de nuestra historia y nacionalidad para esta generación y las futuras”, afirmó Márquez Lebrón.

El legislador mencionó que solicitó a la asamblea legislativa, mediante la Resolución Concurrente de la Cámara número 43, a que exprese su rechazo a la venta, alquiler, permuta, dación en pago, donación, cesión, pago en finiquito y cualquier otra forma de enajenación de cualquier obra de arte, objeto, colección o edificación perteneciente al patrimonio cultural, propiedad de pueblo de Puerto Rico en manos del Gobierno según reza parte de la misma. Esto incluyendo cualquiera de las agencias gubernamentales, instrumentalidades, municipios, corporaciones públicas o alianzas público-privadas, estén o no en posesión del Gobierno.

Deje un comentario