Refieren a la Comisión de Ética informe sobre representante Torres Zamora

EL CAPITOLIO  – El presidente de la Cámara de Representantes Carlos “Johnny” Méndez refirió el martes a la Comisión de Ética de la Cámara de Representantes el informe sobre el representante José “Pichy” Torres Zamora, el cual concluye que no existen los elementos para entender que se constituyó una supuesta conducta de hostigamiento sexual con una empleada.

“En el informe que ha radicado la licenciada Sáez no hay elementos concluyentes contra el representante Torres Zamora. No obstante, ella no puede emitir un juicio final porque le toca a los representantes. Ella recomienda que lo refieran a la Comisión de Ética. En el caso del empleado, recomienda que el caso sea referido a Capital Humano porque ella entiende que en ese caso hubo conducta impropia”, dijo en conferencia de prensa Méndez Núñez en referencia al informe de la  oficial administrativa Blanca Sáez.

“Por eso, estoy refiriendo al representante a la Comisión de Ética y al empleado a la División de Capital Humano, para que sea sancionado o despedido”, añadió.

Méndez Núñez mencionó que además del referido a Capital Humano, le corresponde al representante Torres Zamora decidir la permanencia o no de la empleada en cuestión.Méndez Núñez mencionó que además del referido a Capital Humano, le corresponde al representante Torres Zamora decidir la permanencia o no de la empleada en cuestión.

Sostuvo en que no se hará público el informe bajo el alegato de que el reglamento de la Cámara establece que el documento es confidencial.
En la conferencia de prensa se informó que se va a sustituir al representante Samuel Pagan de la Comisión de Ética para que no intervenga en el asunto. En su lugar, el representante Ángel Peña asumirá esas funciones.
El representante Samuel Pagán enfrenta un proceso judicial de cobro.

Según trascendió, la querellante alegó que, en marzo, un mes después de ser despedida de la Superintendencia del Capitolio, recibió una llamada sobre una oportunidad de trabajo en la oficina de Torres Zamora.

El testimonio de la mujer, según trascendió en la prensa, que el empleado de Torres Zamora, Félix Daniel García condicionó su contratación, efectiva el primero de marzo, a que le practicara un acto sexual. Alegó, además, que el vicepresidente de la Cámara le advirtió en una reunión que “eventualmente tendrían sexo”.

Supuestamente, García insistió en hablar de unos asuntos de trabajo en la residencia de la mujer, y allí condicionó su contratación a que le practicara sexo oral.

La mujer ha sostenido que nunca ocurrió un acto sexual con Torres Zamora.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.