Radican medida para ser privados los procesos de divorcio en los Tribunales

EL CAPITOLIO  – La representante Maricarmen Mas Rodríguez anunció el viernes, la radicación de una medida la cual busca establecer el que todo procedimiento de divorcio llevado a cabo en los tribunales de Puerto Rico debe realizarse en privado.

“Existen procedimientos en nuestros tribunales que, debido a su naturaleza, se llevan a cabo de manera privada, es decir, son cerrados al público. Ejemplo de estos son los casos de maltrato de menores, agresiones sexuales, casos donde se desea proteger la identidad de un testigo y algunos casos de familia. Es precisamente en estos últimos donde se pueden catalogar los casos de divorcio, los cuales en términos generales se llevan a cabo de manera pública.”, comentó la legisladora por el Distrito #19 de Mayagüez y San Germán en declaraciones escritas.

La medida enmienda el Artículo 97 del Código Civil de Puerto Rico para establecer que ‘todo procedimiento de divorcio llevado a cabo en los tribunales de Puerto Rico debe realizarse en privado, por lo que estará cerrado al público, independientemente de la causal invocada’.

Según la Presidenta de la Comisión de Desarrollo del Oeste, “un juez tiene discreción para llevar a cabo los divorcios de manera privada. Obviamente, cada juez tiene elementos que no necesariamente son iguales para evaluar concederlo, por lo que los ciudadanos no están igualmente protegidos en cuanto a su privacidad.  También hemos encontrado que en algunos tribunales se separan del público las partes que se están divorciando, lo cual permite la privacidad del proceso, pero nuevamente la misma dependerá de si las personas que se divorcian tienen la suerte de que su procedimiento se lleve a cabo en una de esas salas.  La situación actual es que se vuelve un derecho a la privacidad selectivo y no uno que puedan disfrutar todos los ciudadanos.

De acuerdo a la Exposición de Motivos del proyecto de la Cámara 1188, radicado el 15 de agosto, la protección de los detalles que lleva a dos personas a decidir divorciarse es una que ha sido reconocida a través de las causales de mutuo consentimiento y de ruptura irreparable.  También se activa la privacidad de los divorcios al permitirse recientemente que los mismos se realicen ante notario, aunque estos son limitados a unas circunstancias particulares. Las razones, detalles, relaciones filiales y controversias que puedan surgir en un proceso de divorcio solo conciernen a las partes involucradas en el proceso, por lo que tener que ventilar las mismas en una sala repleta de personas constituye un factor de tensión adicional para las personas que tienen que atravesar por un procedimiento que generalmente es doloroso y muy personal.

“Entendemos que no existe justificación ni interés alguno por parte del estado para que un momento tan privado y difícil tenga que ser ventilado de manera pública. Lo antes expresado aplica más aún en casos contenciosos, pues en estos, por lo general, se dilucidan detalles de mayor carga emocional y personal”, finalizó diciendo la líder estadista en el oeste.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.