Por decreto, Constituyente venezolana asume facultades del Parlamento

La Asamblea Nacional Constituyente decidió arrogarse las competencias para legislar del Parlamento. AFP

La Asamblea Nacional Constituyente de Venezuela, integrada únicamente por oficialistas, decidió este viernes por unanimidad arrogarse las competencias para legislar del Parlamento, controlado por una contundente mayoría opositora.

La Asamblea Constituyente que rige Venezuela con poderes absolutos acordó este viernes por unanimidad asumir competencias del Parlamento controlado por la oposición.

El órgano decidió “asumir las competencias para legislar sobre las materias dirigidas directamente a garantizar la preservación de la paz, la seguridad, la soberanía, el sistema socioeconómico y financiero, los bienes del Estado y la preeminecia de los derechos de los venezolanos (…) Así como para dictar actos parlamentarios sin forma de ley vinculados con las referidas materias, conforme al mandato del artículo 349 de la Constitución”, agrega el acuerdo que alega el poder supraconstitucional de la Constituyente para emitir decisiones incontestables” según el decreto.

El acuerdo, que incluye la potestad de dictar leyes, fue tomado en una sesión a la que se negó a asistir la junta directiva del Parlamento, que había sido citada el jueves por la presidenta de la Asamblea Constituyente, la excanciller Delcy Rodríguez.

El decretó recordó que “todos los órganos del poder público se encuentran subordinados a la Asamblea Nacional Constituyente”, lo cual fue desconocido -agregó- por el Congreso al no comparecer sus directivos a la sesión. “¡No vamos a permitir más desviaciones de poder! (…) ¡Llegó la Constituyente a poner orden!”, advirtió Rodríguez antes de la lectura del acuerdo.

Los más de 500 representantes de la ANC celebraron entre aplausosesta declaración que deberá ser publicada en Gaceta Oficial y comunicada a la directiva de la Cámara, presidida por el opositor Julio Borges.

A través de un comunicado el Parlamento,  único de los cinco poderes reconocidos en la Constitución venezolana que no se ha subordinado a la Constituyente, sostuvo su posición señalando que “rechazamos, desconocemos y no compareceremos ante la fraudulenta Asamblea Nacional Constituyente y nos sometemos a la vigencia de la Constitución de 1999″.

En la carta abierta a la nación, el parlamento repasó  las razones por las que repudia esta Asamblea instaurada por el oficialismo el 4 de agosto sin un referendo previo de aprobación, que ya ha cesado a la fiscal crítica con Maduro y amenaza con llevar a la cárcel a los líderes de oposición.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.