Médicos alegan que la Florida afectó a miles de niños enfermos para recompensar a donantes republicanos

En Estados Unidos, cientos de miles de niños dependen del seguro público gratuito Medicaid para recibir atención médica. (Bloomberg)

¿La influencia de poderosos donantes de políticos estadounidenses impidió que niños de bajos recursos recibieran la atención médica oportuna que necesitaban? Con todo lo ominoso que esa frase suena, existen indicios de que eso habría sucedido de modo amplio en Florida.

El seguro de salud Medicaid, la opción pública y gratuita para las personas de bajos ingresos en Estados Unidos, es para millones de personas la única vía de lograr atención médica y, sobre todo en el caso de los niños con necesidades especiales, es un servicio crítico para permitirles crecer sanamente, atender sus padecimientos y desarrollarse en la vida.

Pero Medicaid ha estado por años en el centro de una batalla político-ideológica y muchos desean desmantelarlo o transformarlo sustantivamente. En esa pugna, con todo, se han registrado afectaciones que lindan con lo trágico y que, de acuerdo a un reportaje de CNN podrían incluso ser ilegales y motivadas por consideraciones electoralistas impropias.

La citada televisora narra la historia del niño LJ Stroud, que vive en San Agustín, Florida. El menor nació con paladar hendido y a los 11 años de edad necesitó de cirugía especializada para removerle un diente que le había brotado a la mitad de la parte superior de la cavidad bucal y le provocaba numerosas complicaciones adicionales.

Gracias a que tenía cobertura de Medicaid, vía el plan conocido como CMS, el niño comenzó a ser atendido y se le programó la necesaria operación. Pero unos días antes de la cirugía, cuenta CNN, a la familia del niño se le notificó que el Departamento de Salud del estado de Florida había cambiado al niño LJ de plan dentro de Medicaid, y el nuevo esquema no era aceptado por los médicos que originalmente lo estaban atendiendo.

De pronto, la familia de LJ se quedó sin opciones, pues les resultó imposible encontrar cirujanos que aceptaran el nuevo plan. Y tuvieron que pasar meses de sufrimiento del pequeño antes de que fuese posible retomar las cirugías requeridas.

Y el caso de LJ es uno de los miles, 13.000 solo durante la primavera y el verano de 2015, según CNN, que fueron cambiados de plan dentro de Medicaid y, por ello, vieron en mayor o menor medida afectada su cobertura y sus posibilidades de atención. Los menores cambiados de CMS a otros esquemas fueron transferidos a 11 planes de cobertura operados por aseguradoras privadas.

¿Por qué esos cambios súbitos y a gran escala? Investigaciones citadas por CNN señalan que no sólo el sistema usado para decidir a qué niños cambiar de cobertura era erróneo, sino que incluso fue considerado anticientífico e ilegal. Y aunque dejó de usarse, el gobierno no necesariamente reinstaló, o avisó de que podía ser solicitada la reinstalación, a los beneficiarios de Medicaid afectados de modo expedito.

Muchos niños fueron cambiados de programa luego de que, tras una encuesta telefónica a sus padres, se les preguntó si los menores tenían alguna limitación en comparación a otros niños.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.