Legisladores del PIP presentan proyectos para allegar recaudos y evitar reducción en jornada laboral

El representante Denis Márquez Lebrón y el senador Juan Dalmau Ramírez, ambos del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), anunciaron el lunes, la radicación de un proyecto para allegar recaudos al Gobierno y evitar la imposición de una reducción en la jornada laboral a los empleados públicos.

Se trata de los proyectos de la Cámara 1174 y del Senado 607 a los efectos de enmendar la Ley de Incentivos Económicos para el Desarrollo de Puerto Rico con el fin de establecer una nueva tasa aplicable al ingreso neto de desarrollo industrial de las empresas acogidas a las disposiciones de la misma.

“La única manera, a corto plazo, que permite darle alguna estabilidad a las finanzas del gobierno y posibilitar una gestión pública conducente a estimular la inversión privada es mediante un aumento en las contribuciones que pueden pagar el sector económico que se ha beneficiado de las distintas leyes de exención contributiva aprobadas a través de los años. A pesar de la crisis económica estas empresas continúan exportando ganancias, intereses o transferencias a sus matrices por sobre 36,000 millones de dólares al año”, argumentó Márquez Lebrón en conferencia de prensa.

En tanto el senador Dalmau Ramírez explicó que la medida propuesta contempla subir la tasa contributiva del 2 por ciento o el 4 por ciento al 10 por ciento y suspender en cuanto a la aplicabilidad de esta tasa lo que se haya acordado en los decretos de exención contributiva a tenor con el estado de emergencia fiscal bajo el que opera el Gobierno.

“Llegó el momento de balancear justamente las obligaciones contributivas de todos los actores económicos. Toda medida de recaudo en años recientes han estado dirigidas exclusivamente a que paguen los platos rotos quienes no los rompieron: la clase media, trabajadora y asalariada. El resultado ha sido que la economía va en una espiral descendente hacia un mayor empobrecimiento. Esta medida legislativa busca recaudar alrededor de mil millones de dólares de un sector económico que no aporta lo suficiente y que puede aportar sin ser penalizado ya que recibirá un crédito contributivo en Estados Unidos”, indicó Dalmau Ramírez.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.