La violencia contra la mujer irrumpe en las elecciones presidenciales chilenas

La candidata democristiana, Carolina Goic, amenazó con no postular si su partido llevaba de candidato a un congresista vinculado a un caso de agresión contra su expareja

Una protesta contra la violencia de género, el pasado 25 de noviembre en Santiago de Chile. MAURICIO GÓMEZ (GETTY)

A diferencia de lo que ocurría hace pocos años, la violencia contra la mujer poco a poco comienza a ser intolerable en todos los espacios de la sociedad chilena. La candidata presidencial democristiana, la senadora Carolina Goic, este jueves anunció que continuará en la carrera con miras a las elecciones del 19 de noviembre próximo, después de haber puesto en duda su postulación: su partido, la Democracia Cristiana, el pasado sábado había aprobado la candidatura del diputado Ricardo Rincón, vinculado a un caso de violencia intrafamiliar en 2002, lo que a la senadora le pareció una falta de coherencia para una agrupación que pretende atacar los abusos y las malas prácticas en las política.

“Hemos elegido el camino difícil, pero estoy segura de que es el camino correcto”, señaló Goic en un discurso donde ratificó que sigue en competencia.

En estos días de suspenso, la candidata recibió el apoyo de todo el espectro político. El abanderado de la coalición de derecha Chile Vamos, el expresidente Sebastián Piñera, señaló que “no sería partidario de que postulara a ningún cargo de elección popular” un condenado por violencia intrafamiliar. El expresidente socialdemócrata Ricardo Lagos indicó: “Todo chileno bien nacido está en contra de la violencia contra las mujeres”. La candidata de la coalición de izquierda Frente Amplio, Beatriz Sánchez, dijo que “la violencia machista está en un piso mínimo respecto de lo que uno espera de un candidato”.

La repostulación del diputado Rincón –condenado por la justicia civil a seis meses de terapia psicológica, que no cumplió–, provocó el rechazo de partidos políticos y de la ciudadanía. Fortalecida por las muestras de apoyo y por el respaldo político que en estos días le concedió su propio partido, la candidata decidió utilizar la facultad que tiene como presidenta de la Democracia Cristiana y remover a los postulantes al Congreso de su organización. Junto con revocar la repostulación de Rincón, anunció que una comisión encabezada por el abogado Patricio Zapata revisará cada una de las candidaturas al Parlamento con miras a las elecciones parlamentarias que se realizarán en paralelo a la presidencial, en noviembre próximo.

“Ejerceré esa función en todos los casos que correspondan. En especial en el caso del diputado Ricardo Rincón. Es decir, no inscribiremos su candidatura (…) Estoy convencida que si queremos cambiar las cosas debemos ser intolerantes a los abusos y las malas prácticas (…) Hoy hemos elevado el estándar ético, y ése es un triunfo de la ciudadanía”, indicó Goic arropada por sus adherentes.

En 2016, casi 9.000 chilenas llegaron a urgencias por violencia intrafamiliar. Según cifras del Ministerio de Salud publicadas por el periódico La Tercera, este grupo es parte de las 24.000 mujeres que anualmente llegan a centros de salud denunciando agresiones, ya sea en el hogar, por asaltos u otros motivos. De acuerdo a la Red Chilena contra la Violencia hacia las Mujeres, este año se han registrado en el país 40 feminicidios.

La Democracia Cristiana, el partido de centro del oficialismo de Michelle Bachelet, por primera vez desde la llegada de la democracia en 1990 competirá con un candidato propio en primera vuelta. En estas casi tres décadas, el centro y la izquierda habían llegado a las presidenciales con un candidato común, elegido en primarias. El Partido Socialista, el Partido Radical, el PPD y el Partido Comunista tienen como abanderado al senador Alejandro Guillier, que en la última encuesta Adimark obtuvo un 16% de apoyo. La candidata democristiana, en tanto, alcanza solo un 1% de acuerdo al mismo sondeo.

El desafío de Goic es que el liderazgo que mostró en el caso Rincón se transforme ahora en respaldo ciudadano.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.