El plan de Trump para Afganistán: menos plazos y más acción militar contra terroristas

Ya no usaremos el poder militar estadounidense para construir democracias en tierras lejanas o para tratar de reconstruir los países a nuestra propia imagen, sino que trabajaremos con aliados y socios”, dijo.

(CNN) – El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo el lunes que fijará metas para la guerra en Afganistán, diciendo que no anunciará fechas o niveles de tropas, pero “de ahora en adelante la victoria tendrá una definición clara”.

En un discurso en horario estelar, Trump dijo que esos objetivos incluirán “borrar ISIS” e “impedir que los talibanes se apoderen de Afganistán”. Para lograr estos objetivos, Trump dijo que ampliará la autoridad para que EE.UU. apunten su objetivo contra redes criminales y terroristas en Afganistán.

Sin embargo, Trump advirtió que no estaba ofreciendo un cheque en blanco del apoyo de Estados Unidos a Afganistán, insistiendo en que el país tendrá que seguir mostrando un compromiso serio y avanzar hacia la solución de problemas persistentes como la corrupción.

“Nuestra paciencia no es ilimitada, mantendremos los ojos bien abiertos”, prometió Trump.

Una salida rápida es “inaceptable”

Trump es el tercer presidente de EE.UU. en poner su marca en la guerra de 16 años en Afganistán, mientras revela sus planes para moldear el futuro del esfuerzo de guerra estadounidense y una estrategia regional más amplia.

Trump dijo que un retiro rápido de Afganistán no es factible, señalando las lecciones que Estados Unidos aprendió de Iraq, donde un “vacío” permitió que ISIS creciera a raíz de la retirada estadounidense de ese país.

“Las consecuencias de una salida rápida son predecibles e inaceptables”, dijo Trump. “No podemos repetir en Afganistán el error que cometimos en Iraq”.

Un enfoque de condiciones, no de fechas

Trump usó su lenguaje característicamente contundente cuando habló sobre los terroristas que Estados Unidos está enfrentando en Afganistán y en todo el mundo y prometió que Estados Unidos “los derrotaría con facilidad”.

“No son más que matones y criminales y depredadores y, eso es correcto, perdedores”, dijo Trump. “Los derrotaremos y los derrotaremos a mano.”

Trump fue explícito al decir que no anunciará las fechas de las operaciones militares de antemano. Trump añadió que no hablará de los niveles de tropas o planes adicionales para las actividades militares, haciendo eco de una promesa que hizo en la campaña electoral.

“No diré cuándo vamos a atacar, pero atacaremos”, dijo Trump.

Alrededor de 8.400 soldados estadounidenses están actualmente desplegados en Afganistán. La mayoría —alrededor de 6.900— están asignados a la misión de la OTAN para capacitar y asesorar a las fuerzas de seguridad afganas junto con aproximadamente 6.000 soldados de otros países de la OTAN. El resto de las fuerzas estadounidenses en Afganistán realizan misiones antiterroristas en el país.

Trump: “No estamos reconstruyendo la nación, estamos matando a los terroristas”

En última instancia, corresponde al pueblo de Afganistán tomar posesión de su futuro, gobernar su sociedad y lograr una paz duradera”, anunció Trump.

Trump dijo que Estados Unidos es un socio y un amigo de Afganistán, pero que Estados Unidos no dictará al pueblo afgano “cómo vivir o cómo gobernar su propia sociedad compleja. No estamos reconstruyendo la nación”.

“Ya no usaremos el poder militar estadounidense para construir democracias en tierras lejanas o para tratar de reconstruir los países a nuestra propia imagen, sino que trabajaremos con aliados y socios”, añadió Trump.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.