Desamparados los empleados municipales según Pedraza Leduc

SAN JUAN – La amenaza de perder sus empleos persigue a miles de empleados municipales cuando se anuncia el posible cierre de decenas de municipios, dijo el martes, el coordinador de ProSOL UTIER, Luis Pedraza Leduc.

“La realidad para los trabajadores municipales es de total incertidumbre. Reciben un trato desigual, sujeto a los criterios del alcalde, dentro del propio municipio, entre municipios y en comparación con los empleados estatales, aun cuando son parte de un sistema de personal sobre las mismas bases legales, el llamado principio de mérito”, dijo Pedraza Leduc en declaraciones escritas.

El coordinador del Programa de Solidaridad UTIER, describió como ejemplo al Municipio de Añasco donde trabajan 357 empleados, de los cuales 249 son transitorios frente a 86 regulares y 22 empleados de confianza.

“Independientemente de su puesto, preparación y años de experiencias, los transitorios y los regulares reciben el salario mínimo federal. No existe plan de clasificación actualizado y los traslados sin explicación son la orden del día cuando así lo quiere el alcalde Jorge Estévez Martínez”, dijo.

“En el caso de Añasco, al igual que la mayoría de los municipios medianos y pequeños, la política partidista manda. Cuando los empleados reclaman sus derechos y ganan sus casos, entonces los alcaldes pagan con el dinero del pueblo sus actos ilegales”, expresó Pedraza Leduc.

Las expresiones del dirigente sindical surgen mientras se lleva a cabo una vista pública en la Comisión Apelativa del Servicio Público para atender un reclamo que hicieran cuarenta y tres, 43, empleados del Municipio de Guánica en el año 2014 cuando se redujo la jornada de trabajo y el salario en una hora diaria.

“Tres años más tarde, los empleados  del Guánica enfrentan una reducción de adicional de 2.5 horas diarias, donde solo trabajan 4 horas diarias y el salario neto se reduce menos de 100 dólares por quincena. Esto demuestra que no existe un foro ágil que pueda garantizar procesos rápidos y justos ante los reclamos de los empleados. Según los datos que hemos recogido existen 30 municipios enfrentando reducciones de jornada y salario. Aun así, el asunto no se atiende con prioridad y con recursos de investigación por parte de la Comisión”, añadió el coordinador de PROSOL UTIER.

Expuso que “resulta contradictorio que mientras el gobernador Ricardo Rosselló Nevares y líderes del PNP y el PPD expresan oposición y desafío a la pretensión de la Junta de Control Fiscal en reducir la jornada de trabajo a los empleados del gobierno central, no atiendan de igual manera la reducción impuesta a los empleados municipales. Los empleados municipales, según las cifras más recientes del gobierno, ascienden a 52,173 empleados de los cuales 25,356 son empleados por contrato, es decir sin garantías de empleo. PROSOL UTIER calcula que cerca de 20,000 empleados municipales enfrentan la reducción de salarios y jornada”.

“La alegación de emergencia fiscal anunciada por los alcaldes sin una discusión pública y la aplicación arbitraria del contenido de la Ley 26-2017, Para el Cumplimiento del Plan Fiscal, en ciertos municipios, es otro factor que agrava el empleo municipal. La reducción de beneficios y derechos adquiridos es la orden del día para los empleados mientras llueven los contratos de servicios, las fiestas patronales, carnavales, eventos deportivos y hasta los aumentos de salario para los alcaldes y personal de confianza. Los empleados municipales ven reducidos sus derechos a licencias de vacaciones y enfermedad, bonos de verano y navidad, aportación al plan médico, entre otros, mientras los alcaldes retienen ilegalmente sus descuentos autorizados por ley al plan médico, seguros, AEELA, prestamos de retiro y otros. De esta manera se afectan los servicios de salud del trabajador y de su familia, el crédito y las obligaciones económicas de cada trabajador”, continuó.

Ante este cuadro, dijo, PROSOL UTIER ha radicado dos apelaciones (Patillas y Utuado) para cuestionar la alegada emergencia fiscal y estudia elevar la controversia a los tribunales. A su vez impulsa la organización sindical en los municipios para buscar el respeto y reconocimiento hacia los trabajadores. También proponen enmiendas a la Ley de Municipios Autónomos para reconocer derechos de la ciudadanía para participar en la discusión y aprobación de los presupuestos y elección de la Asamblea Municipal.

PROSOL UTIER representa empleados en los Municipios de Arecibo, Utuado, Ciales, Añasco, Lajas, Guánica, Patillas y Arroyo.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.