Declaración pública de AIPR sobre las manifestaciones que se llevan en Peñuelas

SAN JUAN  – La organización defensora de los derechos humanos Amnistía Internacional Puerto Rico catalogó como preocupante como el aparato gubernamental, a través de la Policía, ha estado coartando el derecho de la libre expresión de los ciudadanos que protestan en contra del depósito de cenizas de carbón en Peñuelas.

“El pueblo de Peñuelas por años ha estado luchando por vivir una vida digna y saludable. A esta comunidad no tan solo se le ha violentado el derecho a la salud, sino que también se le está limitando de manera excesiva la libertad de expresión”, dijo Evelyn Michelle Román Montalvo, Coordinadora del Comité contra la Violencia Institucional de AIPR.

“El removerlos del área o arrestarlos sin dejarles un espacio en el cual puedan manifestarse, el cercarlos y no dejarlos salir del área, el uso indebido y excesivo de la fuerza policiaca, como lanzar gases lacrimógenos de forma descontrolada, son todas maneras de limitar a la libertad de expresión”, añadió Román Montalvo.

De igual modo nos ha llegado información de fuentes que se encuentran en el lugar de que como en ocasiones anteriores hay policías que no tienen ni nombre ni número de placas visibles a pesar de ser un requisito según sus mismas políticas . Los manifestantes han presentado querellas sobre el uso indebido y excesivo de la fuerza y falta de identificación de la policía. A su entender estas no han sido debidamente atendidas.

“Sus manifestaciones son constitucionalmente permitidas, pues sus reclamos se hacen en el marco de la libertad de expresión. Estas personas que protestan, de la cuales unas veintenas fueron arrestadas y se les radicaron cargos no son criminales. El protestar no es un crimen, el pueblo tiene derecho a expresarse. Este mecanismo puede convertirse en muchas ocasiones en la única herramienta que tenemos para alzar la voz ante las injusticias y abusos de poder”, concluyó Román Montalvo.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.