DACO congela preventivamente margen de ganancias ante potencial paso de huracán Harvey por Texas

SAN JUAN – El secretario del Departamento del Asuntos del Consumidor (DACO), Michael Pierluisi Rojo, firmó el viernes, como medida preventiva, una orden prohibiendo inmediatamente los aumentos de márgenes de ganancia bruta en la venta de gasolina, gas licuado y diésel ante la amenaza del paso del huracán Harvey por la costa del Golfo de México.

Esta orden preventiva es temporera y tendrá una duración de diez días. No obstante, podrá ser dejada sin efecto por el Secretario antes del término en caso de que sean restablecidos los niveles normales de precios o de que no se materialicen las expectativas de aumento.

“Según los informes emitidos por el Servicio Nacional de Meteorología, se espera que el Huracán Harvey impacte en suelo del Estado de Texas. El Huracán Harvey ya ha provocado el cierre de refinerías en el Golfo de México, que representan el 17 por ciento de la producción total del petróleo crudo en los Estados Unidos y 45 por ciento de la capacidad de refinación. Esa situación tiene el potencial de incrementar inmediatamente el precio de los productos derivados del petróleo como la gasolina, gas licuado y diésel. En el día de ayer, los precios de gasolina aumentaron, en la bolsa de valores (NYMEX), unos 5 centavos por galón”, lee la orden del secretario Pierluisi en declaraciones escritas.

“Puerto Rico no produce petróleo, por lo que los mayoristas importadores de la gasolina, diésel y gas licuado compran a precios cotizados en el mercado internacional. Por lo tanto, resulta necesario que el Secretario del Departamento de Asuntos del Consumidor tome medidas adecuadas y cumpla con su deber de proteger a todos los consumidores en Puerto Rico de alzas injustificadas en los precios de estos productos”, agregó.

La gasolina, el gas licuado de petróleo y el diésel fueron declarados como artículos de primera necesidad mediante el Reglamento Núm. 45 Sobre Control de Precios de Venta de Combustibles en Puerto Rico, Reglamento Número7721, de 13 de julio de 2009, según enmendado.

Las violaciones a la orden conllevan penalidades de hasta 10,000 dólares.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.