DACO anuncia American Express paga $96 millones por supuesto discrimen

SAN JUAN  – La Oficina para la Protección Financiera  del Consumidor (CFPB, en inglés) anunció que llegó a un acuerdo con American Express que le costará sobre 95 millones de dólares por supuestamente haber discriminado contra más de 220,000 consumidores en Puerto Rico y otros territorios de Estados Unidos, informó el miércoles, el secretario del Departamento de Asuntos del Consumidor (DACO), Michael Pierluisi.

“Como resultado de este discrimen, los consumidores en Puerto Rico pagaron intereses más altos que los consumidores residentes en Estados Unidos, tuvieron condiciones menos favorables en sus productos, tuvieron acceso a menos ofertas promocionales y fueron sometidos a condiciones más estrictas de pago, lo que resulta inaceptable”, expresó Pierluisi en declaraciones escritas.

Explicó que esta práctica se extendió por al menos una década- de 2005 al 2015- de acuerdo a la investigación del organismo federal. En septiembre de 2011,  el entonces secretario de DACO, Luis Gerardo Rivera Marín, firmó una orden administrativa en la que establecía que se consideraría discriminatoria cualquier diferencia significativa en la oferta de bienes y servicios de empresas con presencia en Puerto Rico que ofreciera los mismos en los 50 estados. En noviembre de 2011, Rivera Marín inició procesos administrativos requiriendo información sobre prácticas discriminatorias de parte de AMEX, particularmente en lo relacionado a la falta de acceso del consumidor puertorriqueño a la tarjeta prepagada. En 2013, American Express reportó un error estructural en su compañía que permitía el supuesto discrimen que, de acuerdo a la agencia federal, no se configuró de manera intencional.

No obstante, explicó que, de acuerdo al CFPB, estas prácticas van en contra del Equal Credit Opportunity Act, que prohíbe el discrimen contra el consumidor por cuestión de raza, etnia u origen, entre otros. De acuerdo a la agencia federal, ya AMEX pagó 95 millones de dólares en daños a 221,932 consumidores afectados, y ordenó el pago de un millón adicional.

La agencia no impuso penalidades mayores teniendo en cuenta que AMEX fue quien reportó las violaciones e inició un plan correctivo para compensar a los consumidores.

“Estas prácticas no son muy distintas a las de otras compañías multinacionales que con frecuencia atienden los asuntos de Puerto Rico como parte de sus divisiones de América Latina y no como parte de Estados Unidos. El DACO estará atendiendo cualquier señalamiento de prácticas discriminatorias que afecten a los puertorriqueños”, expresó Pierluisi.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.