Administradora de ASSMCA y comisionada residente aunan esfuerzos para atender situación de opioides

SAN JUAN  – La administradora de la Administración de Servicios de Salud Mental y Contra la Adicción (ASSMCA), Suzanne Roig Fuertes, y la comisionada residente en Washington, Jenniffer González, se reunieron el miércoles, para dialogar sobre la identificación de fondos federales adicionales para implantar el Programa de Monitoreo de Prescripción de Recetas Controladas (PDMD por sus siglas en inglés) y un Sistema de Vigilancia de Sobredosis de Opiáceos, así como atender la situación de poblaciones adictas a opioides y en riesgo de sobredosis.

“Ante la emergencia nacional, sobre el consumo de opioides declarada por el presidente Trump estamos aunando esfuerzos entre el gobierno de Puerto Rico con la ASSMCA, el gobierno federal y la DEA para implantar los programas de control de sustancia que combine las estrategias de ley y orden con la visión salubrista. Aunque los números en Puerto Rico no se comparan a los de la nación, es importante trabajar de manera proactiva para atender esta situación en la Isla.  Por mi parte, no solo estoy a la disposición de ambas agencias como un enlace entre ambos gobiernos, sino que apoyaré los esfuerzos e iniciativas que realiza la ASSMCA, así como la búsqueda y defensa de fondos federales”, expresó la comisionada residente Jenniffer González en declaraciones escritas.

“En la ASSMCA estamos adoptando acciones proactivas en la lucha contra el uso indiscriminado de medicamentos controlados.  Ya 49 estados y un territorio han incorporado en su plataforma de trabajo el PDMP. Recientemente, el gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló, firmó la Ley 70, conocida como la Ley de Vigilancia de Receta de Medicamentos Controlados.  Este es un proyecto clave que nos ayudará a monitorear cuantas recetas de opiáceos se expiden diariamente en PR, quiénes las expiden y para quiénes son.  Podremos verificar, por ejemplo, que pacientes están duplicando sus recetas mensuales con diferentes médicos; o que médicos están expidiendo mayor cantidad de recetas”, indicó la administradora.

De acuerdo con Roig Fuertes, son miles las personas que han muerto en los Estados Unidos a causa de sobredosis fatales por el uso de opiáceos. Se calculan en más de 52,000 las muertes en el 2015. “Por instrucciones del gobernador, en ASSMCA estamos desarrollando un plan estratégico para atacar con inmediatez este fenómeno en Puerto Rico y el PDMP es uno de los elementos críticos del mismo.  La referida Ley 70, nos habilita como agencia a trabajar con la implantación del Programa de Monitoreo de Recetas de Medicamentos Controlados.  Estamos identificando diversas fuentes de fondos que nos permitan no tan solo implantar el programa, sino mantenerlo”, expresó la señora Roig.

“En la ASSMCA hemos adoptando acciones proactivas en la lucha contra el uso indiscriminado de medicamentos controlados.  Ya 49 estados y un territorio han incorporado en su plataforma de trabajo el PDMP. Recientemente, el gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló, firmó la Ley 70, conocida como la Ley de Vigilancia de Receta de Medicamentos Controlados.  Este es un proyecto clave que nos ayudará a monitorear cuantas recetas de opiáceos se expiden diariamente en Puerto Rico, quiénes las expiden y para quiénes son.  Podremos verificar, por ejemplo, que pacientes están duplicando sus recetas mensuales con diferentes médicos; o que médicos están expidiendo mayor cantidad de recetas”, indicó la administradora de ASSMCA, Suzanne Roig Fuertes.

De otra parte, la funcionaria agregó que dentro del plan establecido por ASSMCA para lidiar con la situación de opioides se contempla también la integración a tratamiento de un mínimo de 150 confinados a punto de salir del sistema correccional, desarrollo de cuatro (4) nuevas unidades de medicación con metadona e integración de dos (2) nuevos centros de salud primaria como proveedores de Buprenorfina.  “De igual forma, integración de la práctica basada en evidencia “RTSH- Recovery Training & Self-help” en todos los centros de metadona, ampliación del programa basado en evidencia “Towards no drug use” a 10 nuevas escuelas, educación a proveedores sobre prevención de sobredosis por opiáceos y manejo de sobredosis para personal de primera ayuda, utilización de Naloxona para prevenir las muertes por sobredosis de opiáceos, campaña masiva de prevención de uso de opiáceos.

Cabe señalar que, estas iniciativas se coordinarán tanto con organizaciones gubernamentales como privadas, incluyendo las organizaciones de base comunitaria con experiencia trabajando en adicciones. Durante el periodo del proyecto, esperamos atender un mínimo de novecientos (900) usuarios de opiáceos

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.