Vargas Vidot dice cometió un error al votar a favor de proyecto de cenizas

Foto: youtube.com

EL CAPITOLIO  – El senador independiente José Vargas Vidot aceptó el jueves, que cometió un error ante su decisión que le llevó a emitir un voto a favor sobre el Proyecto del Senado 81.

“He cometido, con mi voto, el error de subestimar el poder de la codicia; de las empresas que la representan y de las administraciones que consensualmente atropellan al pueblo. Nada de esto exime mi votación respecto a la medida. Es una realidad que asumo y me allano. Pero, no pretendo quedarme con los brazos cruzados… Inmediatamente, estaré radicando un proyecto el cual tendrá el efecto de, no solo, prohibir la disposición de las cenizas y su supuesto uso beneficioso, sino de prohibir la quema de carbón como método alterno de generación de energía”, dijo el senador en declaraciones escritas

El senador votó a favor de la medida bajo su creencia de que las enmiendas al Proyecto, impedirían la retención de las cenizas de carbón en un silo indefinidamente con el resultado de pena de cárcel y multas elevadas, en caso de incumplimiento.

Asimismo, explicó que su voto fue bajo la premisa de que no se habían introducido algunas enmiendas que alteraran, de manera dañina, lo que se presentó en sala. Ciertamente, el Proyecto tuvo unos cambios posteriores, subestimando lo que el senador Vargas Vidot mencionó, como: “una Administración en concubinato con la empresa generatriz AES”. En efecto, el Senador, a pesar del error cometido en el voto, reconoce la vergüenza que resulta la aprobación del mismo, y se suma en contra de esa “conspiración” que destruirá el ambiente y afectará la salud de sus ciudadanos y ciudadanas. Ante este tétrico panorama, el senador Vargas Vidot radicará prontamente otro proyecto con la intención de prohibir la generación de energía por combustión de carbón. Además, le añadirá la prohibición del almacenamiento y la disposición de las cenizas en nuestra Isla.

“Mis expresiones, mis ponencias y mis denuncias siempre ha dejado claro mi sentir en relación a quienes fracturan el tejido social, lastimando vilmente el ambiente y la salud de la comunidad. Estuve, estoy y estaré totalmente en contra de la producción de energía a través de la quema de carbón, del manejo, acarreo, depósito y de volver a usar. Por tal razón, este evento, que tiene como base esta medida legislativa y que recibió mi voto, me indigna y avergüenza”.

“Mi decisión, a favor del Proyecto del Senado 81, fue un voto de confianza, que iba a desembocar en una política pública de prohibición del depósito de cenizas. Lamentablemente, el efecto del mismo, fue el engaño de parte de la actual Administración y la empresa AES, que como ladrón en la noche, traicionó mis esperanzas y desperdició una oportunidad de hacer buena política pública. Presumí que la mejor forma de disminuir el impacto nocivo, que actualmente implica depositar cenizas en un vertedero o guardarlas en silos de forma indefinida, era introduciendo enmiendas que limitarían el tiempo a guardar cenizas en los silos por un año y obligaría a sacarlas del país, so pena de cuantiosas multas o cárcel”, concluyó.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.